Domingo 14.07.2024
Actualizado hace 10min.

Cáceres le envió una carta a Sergio Massa, "La imputación es absolutamente falsa"

Luego de conocer la denuncia que hizo publica Gimena Martinazzo, el diputado escribió una carta al presidente de la Cámara de Diputados para que autorice entregar su celular a la justicia. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

"Hoy dije BASTA!, por mis hijos, por mí, por las miles de mujeres que sufrimos violencia", publicó Gimena Martinazzo en sus redes sociales luego de denunciar por violencia de género en la Comisaría de la Mujer contra el diputado nacional por San Juan, Eduardo Cáceres (JxC), su expareja y socio político. Lo hizo el 25 de noviembre, día en que se conmemoró la lucha contra la violencia hacia la mujer.

“Eduardo Cáceres es un violento y mentiroso, yo le avisé por mensaje que había realizado la denuncia", dijo Gimena Martinazzo en el programa Nuestra Mirada. 

Horas más tarde según difundieron medios de comunicación distintos bloques le pidieron expresamente a las autoridades de la Cámara que se tome una “medida disciplinaria preventiva” tras conocerse la denuncia pública por violencia de género contra el legislador nacional por San Juan.

Desde el entorno del diputado guardan silencio. La justicia prohibió a ambas partes hacer declaraciones públicas sobre la denuncia. En tanto, el legislador envió esta carta a la presidencia de la Cámara poniendo a disposición toda la información que se requiera para aclarar el hecho.

En la misiva que llegó a mesa de entradas de la Cámara baja, el diputado afirma que la “denuncia es falsa, por lo cual me he puesto inmediatamente a disposición de la justicia”. Además, solicita al cuerpo que se lo autorice a disponer a la justicia todo material probatorio que se le pida. En particular, el telefono celular en donde tiene instalado el sistema VPN con el que se conecta a la sesiones.

A juzgar por la postura con la que se expidió el diputado en la carta, no tiene intenciones de tomar licencia como ocurrió con el senador José Alperovich. La decisión estará en manos de la Cámara, cualquier medida deberá ser ratificada por el pleno.