Martes 07.07.2020
Actualizado hace 10min.

En San Juan rechazan que la justicia otorgue prisión domiciliaria a represores de la dictadura militar

Integrantes de grupos de Derechos Humanos repudían que Gustavo De Marchi haya obtenido el beneficio de no cumplir la pena en la cárcel, quien fue parte del gobierno de facto y cometió delitos de Lesa Humanidad. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

En Argentina la última dictadura militar en 1976 provocó la desaparición de 30.000 personas y fue uno de los hechos más trágicos del país por los delitos cometidos por parte de los integrantes de las Fuerzas Armadas y el gobierno de facto a cargo de Jorge Rafael Videla. 

Muchos años después de la llegada de la Democracia comenzaron a desarrollarse los megajuicios en distintas provincias del país, donde un tribunal de la justicia se encarga de juzgar a represores y personas vinculadas que fueron parte de las torturas, desapariciones y secuestros de las personas por las cuales aún continúa la lucha de Madres de Plaza de Mayo. 

También puedes leer: Madres, abuelas e hijos una lucha sin fin: “A nosotros nos sacaron el tutor”, asegura la hija recuperada de una militante sanjuanina desaparecida por la Dictadura Militar

Este jueves el represor sanjuanino Gustavo De Marchi, obtuvo la prisión domiciliaria por parte de la Cámara Nacional de Casación. Desde APDH San Juan (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), la medida apelada generó rechazo, "solicitamos a la Corte Suprema de Justicia de la Nación  que revierta la decisión y anule el beneficio del condenado por delitos de Lesa Humanidad. El mejor lugar para un genocida es la cárcel", sostuvo a Dame Noticias Luciana Masuelos, integrante de dicha asamblea.

Además, agregó que junto al resto de las personas que integran la asamblea repudian la decisión de que, la Cámara Nacional de Casación haya otorgado el beneficio de prisión domiciliaria al genocida y ex prófugo Gustavo De Marchi que fue responsable de actos de violación de derechos humanos de las personas que desaparecieron. 

En este contexto actual de pandemia, la Justicia aclaró que la medida no está firme y De Marchi obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria por ser un paciente de riesgo ante el Covid-19 por tener 71 años y tener antecedentes de múltiples patologías crónicas, como hipertensión arterial y diabetes. Su defensor oficial, Esteban Chervin, había pedido el beneficio justificando que De Marchi se encuentra comprendido en los grupos de riesgo por el virus que afecta al país.

Gustavo De Marchi fue condenado en el 2013 en el marco del tercer megajuicio y a los pocos días fue noticia porque se fugó junto a Jorge Olivera, exjefe de Inteligencia en San Juan. Luego, en 2015 fue detenido por las calles de la ciudad de Almagro mientras paseaba. El militar sanjuanino retirado tiene una condena de 25 años y otra de prisión perpetua por delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la última dictadura militar. 

Por último, desde APDH aseguraron que repudian totalmente el beneficio de prisión domiciliaria para represores porque no hay olvido ni perdón sobre las 30 mil desapariciones que generó el gobierno de facto. 

Por su parte, desde la Asociación H.I.J.O.S de San Juan, también se sumaron al repudió de la decisión tomada por la Cámara de Casación y se expresaron en un comunicado al respecto.