Lunes 22.07.2024
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    La justicia condenó a tres sanjuaninos que robaban reflectores de los postes

    Uno de ellos irá directo al penal de Chimbas.

    COMPARTÍ ESTA NOTA

    El pasado jueves 20 de junio, un audaz robo sacudió el tranquilo complejo habitacional en construcción “Luva Club de Campo”, ubicado en calle Roque Saenz Peña S/N y calle Dr. Gutierrez. Un grupo de sujetos robaron violentamente tres reflectores de la parte superior de dos postes de madera.

    Los imputados son, Walter Javier Valdez, Mauricio Gabriel Valdez y David Maximiliano Font, que fueron acusados de robo doblemente agravado. Según testigos, los delincuentes ingresaron al complejo habitacional aún en desarrollo y procedieron a arrancar los reflectores, tirando al suelo uno de los postes y escalando otro. Luego, se retiraron del lugar saltando el cierre perimetral.

    Un vecino, testigo presencial del acto delictivo, alertó a la policía y al guardia de seguridad del complejo mediante llamadas telefónicas, y logró grabar la huida de los malhechores con su teléfono celular. El personal policial, con los datos proporcionados, emprendió la persecución de los sospechosos, logrando la aprehensión de dos de ellos en calle Gutierrez y del tercero en un zanjón del descampado, donde intentó esconderse.

     En el lugar se hizo presente el Ayudante Fiscal en turno para iniciar el procedimiento de Flagrancia, bajo la dirección del fiscal Dr. Adrián Riveros. Los aprehendidos fueron notificados de su situación procesal, derechos y se les asignó un defensor oficial. El caso fue resuelto mediante un juicio abreviado, dictado por el fiscal Dr. Carlos Rodríguez.

    Walter Javier Valdez fue condenado a ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo. Esta pena se unificó con una anterior, resultando en una pena única de un año y cuatro meses de prisión efectiva. Asimismo, se ordenó prisión preventiva. Por el lado de David Maximiliano Font y Mauricio Gabriel Valdez, se resolvió la suspensión del juicio a prueba por el término de un año. Durante este período, deberán realizar trabajos no remunerados en las municipalidades de sus respectivos domicilios y efectuar una reparación simbólica de $2000 cada uno, destinada a merenderos.