Sabado 20.07.2024
Actualizado hace 10min.

Georgia y República Checa igualaron 1 a 1

Mamardashvili sostiene a una Georgia que logra su primer punto en una Eurocopa.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El empate entre Georgia y República Checa (1-1) dejan a ambas selecciones con mínimas opciones de pasar a octavos de final. Los grandes protagonistas del choque fueron Mamardashvili y el VAR, que anuló un gol checo y pitó un penalti a los georgianos.

El duelo en Hamburgo arrancó con mucha intensidad, sobre todo por parte de una República Checa que gozó de una doble ocasión en los primeros compases -con los remates de Hlozek y Schick- que Mamardashvili resolvió con dos grandes intervenciones. Los 199 centímetros del guardameta del Valencia fueron un seguro de vida para una Georgia que sudó incluso para pasar del centro del campo.

El VAR anuló el gol de Hlozek en el ecuador de la primera parte al advertir que el ariete checo se apoyó del antebrazo para rematar el cuero en el rechace con la cara del meta georgiano a disparo del propio jugador del Leverkusen. Georgia logró equilibrar el porcentaje de posesión y, aunque tardó 45 minutos en firmar su primer remate a puerta, sacó petróleo de una jugada donde se pitó penalti en diferido -con el videoarbitraje- por manos de Kashia que Mikautadze anotó desde los 11 metros en el tiempo de añadido.

Con el marcador a favor, Georgia especuló esperando atrás y saliendo a la contra. Mekvabishvili rozó el segundo tanto georgiano en una contra bien trenzada de área a área y en la siguiente jugada llegó el empate de República Checa. Lingr cabeceó un balón llovido desde la esquina al palo y Schick aprovechó el rebote, involuntariamente y con el pecho, para colar el balón en la jaula.

Los cambios revitalizaron a los checos, que metieron la directa a por los tres puntos. La falta de pegada, de puntería y el buen hacer de Mamardashvili impidieron que el marcador volviera a alterarse. Lobjanidze tuvo la victoria en sus botas en la última jugada, finiquitando con un disparo al tercer anfiteatro el enésimo contragolpe del partido. El duelo acabó casi con tantas amonestaciones (9) como tiros a puerta (13), lo que deja a las claras las limitaciones de ambos equipos cuyo trayecto en el torneo tiene pinta de acabarse pronto.