Viernes 19.07.2024
Actualizado hace 10min.

Países Bajos y Francia igualaron sin goles

Con este resultado, ambos equipos tienen un pie en octavos de final. Al seleccionado neerlandés le anularon un gol en el segundo tiempo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Era apuntado como el partido del día de la Eurocopa 2024, pero, pese a un arranque prometedor, no pudo cumplir. Por el cierre de la segunda fecha del grupo D, Francia y Países Bajos igualaron 0-0, y se encaminan a los octavos de final.

Con la ausencia de Mbappé como un factor clave, ambos equipos intentaron adueñarse de la pelota, y se repartieron las oportunidades claras de gol durante la primera mitad. Los neerlandeses avisaron al minuto de juego, con un remate mordido de Jeremie Frimpong que Mike Maignan mandó al córner; un anticipo de lo que serían los primeros minutos del partido, a puro vértigo e ida y vuelta.

Antes de los cinco minutos, Francia respondió con un bombazo de afuera del área de Antoine Griezmann, que encontró una gran respuesta de Bart Verbruggen, el arquero de la “naranja mecánica”. Y 10 minutos después, llegaría la chance más clara para “les bleus”: Adrien Rabiot y Marcus Thuram combinaron de gran manera, y el delantero, frente a frente con Verbruggen, se la cedió a Griezmann, que entraba solo por el segundo palo. Sin embargo, al delantero de Atlético Madrid la pelota le quedó atrás, y no llegó a rematar con su pierna derecha, cuando Verbruggen parecía vencido. La jugada siguió, y terminó poco más de 20 segundos después, con un nuevo remate de Griezmann, casi desde el punto penal, que se fue muy cerca del palo derecho.

Rápidamente, Países Bajos respondió, con un remate cruzado desde afuera del área de Cody Gakpo, que Maignan mandó al córner. Sin embargo, luego de esos dinámicos primeros 15 minutos, el partido se planchó, y apenas si hubo llegadas hasta el cierre de la primera mitad: Francia tuvo un remate desviado de Thuram, y un cabezazo de Griezmann a las manos de Verbruggen, mientras que los neerlandeses tuvieron solo un remate muy débil de Xavi Simons, a las manos del arquero.

El primer tramo del segundo tiempo fue todo de Francia, que generó varias situaciones, aunque siguió pecando de ineficaz. La más clara, otra vez, estuvo en los pies de Griezmann, que no pudo controlar bien un pase en el área chica, y definió exigido de zurda, ante un buen achique de Verbruggen, que tiró la pelota al córner.

Sin embargo, a los 24 minutos del complemento, en su primera llegada, Países Bajos llegó al gol: tras un remate de Memphis Depay que tapó Maignan, Simons enganchó de primera el rebote, de derecha de sobrepique, desde la puerta del área, y la clavó contra un palo. Pura alegría, pero que fue efímera para los de Ronald Koeman: el línea levantó la bandera, e instantes después, el VAR ratificó la invalidación del gol. ¿La razón? Denzel Dumfries, que se encontraba a la izquierda de Maignan, justo adonde fue la pelota, estaba en offside.

Tras esa jugada polémica, que fue reclamada por todo Países Bajos, nada más sucedió en el partido. Los minutos finales pasaron con intrascendencia, como si ambos equipos supieran que el 0-0 no era mal negocio. El empate final dejó a ambos equipos como líderes del grupo, con cuatro puntos, a un paso de los octavos de final.