Viernes 19.07.2024
Actualizado hace 10min.

Hay al menos 27 detenidos por los incidentes fuera del Congreso y uno de ellos tenía una granada

La mayoría fue apresada por los choques con las diversas fuerzas de seguridad.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Son al menos 27 las personas que se llevaron detenidas este miércoles los policías de la Federal y de la Ciudad en los alrededores del Congreso de la Nación y en el marco de los incidentes entre manifestantes y las fuerzas de seguridad durante el debate de la Ley Bases en el Senado.

De todos los detenidos, una docena cayó por los disturbios y enfrentamientos con la Policía, mientras que dos de los sospechosos fueron atrapados porque estaban robando elementos de uno de los autos incendiados, informaron fuentes oficiales.

En tanto, en el desglose de los arrestos, la Policía Federal apresó a nueve sospechosos, entre los cuales se encuentran los acusados del delito de tentativa de robo. Interviene el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°1, a cargo de María Romilda Servini.

Mientras que la fuerza porteña, que se encargaba de custodiar los alrededores al Congreso y la avenida 9 de Julio con unos 600 efectivos, capturó a 18. Entre los detenidos hay un hombre de 41 años que tenía en su poder una granada de gas, indicaron las fuentes consultadas por este medio. Y fue identificado como Cristian Fernando Valiente, con domicilio en CABA.

También dijeron que fue aprehendida una mujer por ser la responsable de incendiar las bicicletas del Gobierno de la Ciudad. Tiene 36 años y cayó por las cámaras de seguridad en el cruce de Virrey Ceballos e Hipólito Yrigoyen. Además, una de las detenidas sufrió un traumatismo en un pie. Justamente, desde el Ministerio Público Fiscal porteño explicaron que llegaron sólo dos detenidos a su órbita.

Y ampliaron que se trata de un hombre de 30 años que, alrededor de las 14.30, le pegó a un policía en el cruce de la avenida Callao y Mitre. Mientras que la segunda apresada a disposición de los fiscales porteños fue una mujer de 36 años capturada prendiendo fuego dos bicicletas en Virrey Ceballos e Hipólito Yrigoyen.

También están presentes en la zona oficiales de la Prefectura Naval, de Gendarmería y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Justamente, según las fuentes, tres gendarmes (un hombre y dos mujeres) heridos fueron atendidos en el lugar de los disturbios y, luego, trasladados al hospital porteño.

Además, se contabilizaron tres policías de la Ciudad lesionados que fueron atendidos por el SAME en las inmediaciones del Congreso. Una de las oficiales heridas recibió un objeto contundente desde un balcón ubicado en Salta y Avenida de Mayo y fue derivada al hospital Ramos Mejía con traumatismo de cráneo. Otro agente sufrió la fractura en un dedo por un golpe.

Antes de ellos, cinco diputados habían sido derivados a la guardia del Hospital Santa Lucía por problemas en la visión luego de que la Policía lanzara gases lacrimógenos: se trata de los legisladores Eduardo Valdés, Carlos Castagnetto, Leopoldo Moreau, Juan Manuel Pedrini, Carolina Yutrovic y Luis Basterra, quienes denunciaron golpes y ataques con gas pimienta.

Minutos antes de las 16 horas de este miércoles, organizaciones sociales, piqueteras, de izquierda, peronistas, de derechos humanos, asambleas barriales y sindicatos se manifiestan en rechazo a la Ley Bases. El objetivo del ataque es interrumpir la sesión.

La Policía disparó balas de goma, gas pimienta y utilizó los camiones hidrantes para dispersar a los activistas que atacaron el vallado dispuesto en los alrededores del palacio que alberga al Poder Legislativo. Las esquinas de Callao y Rivadavia, por un lado, y Entre Ríos e Yrigoyen, por otro, fueron un verdadero polvorín.

Los enfrentamientos escalaron de tal forma que, incluso, piqueteros prendieron fuego el auto de la radio cordobesa Cadena 3 durante los incidentes. Todo quedó registrado por las cámaras que transmitían en la zona, las cuales captaron el momento en el que los empezaron a darle golpes al auto, luego lo dieron vuelta y finalmente comenzaron a quemarlo. Las llamas se propagaron y, en pocos minutos, quedó envuelto en fuego en medio de una de las calles.

No fue el único. Luego, un grupo de manifestantes primero volcó un coche que estaba estacionado en las inmediaciones del Congreso y luego lo prendieron fuego. Los bomberos debieron sofocar las llamas.