Jueves 13.06.2024
Actualizado hace 10min.

El Gobierno se resigna a que la Ley Bases vuelva a Diputados

Las autoridades nacionales reconocen que es probable que el texto sufra modificaciones en el Senado y regrese a la Cámara de origen.

COMPARTÍ ESTA NOTA

“Hay algunas cuestiones que tienen consenso y otras que sabemos que no tanto”, resumió un importante funcionario nacional cercano al presidente Javier Milei, para explicar cómo se encuentra el debate por la Ley Bases y el paquete fiscal en el Senado.

A pesar de que desde un comienzo el oficialismo se planteó la meta de que las reformas sean aprobadas por el Congreso antes del Pacto de Mayo, previsto para el próximo 25 de este mes, ese objetivo se fue diluyendo cada vez más y ahora ya aparece como difícil de alcanzar.

De acuerdo con lo que precisaron distintas fuentes de la Casa Rosada, si bien se continuará con las negociaciones hasta último momento, el Gobierno no contaría con los votos necesarios como para que ambos textos sean sancionados sin modificaciones.

En este contexto, el bloque de La Libertad Avanza en la Cámara alta cambió sus intenciones y actualmente busca el respaldo como para que los proyectos sean aprobados en general, pero reconocen que al momento del tratamiento en particular, varios artículos pueden ser reformulados o directamente eliminados.

De hecho, las reuniones de las comisiones en el recinto, que originalmente iban a finalizar la semana pasada, se extendieron y continuarán a lo largo de la que viene, por lo que se demora la firma del dictamen a partir del cual comenzarán a contarse los siete días corridos que por reglamento deben pasar antes de que se convoque a votación.

“Hay temas en los que todavía no hay un acuerdo, como puede ser el RIGI (Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones) o el impuesto a las Ganancias”, explicó uno de los asesores presidenciales.

No obstante, las autoridades nacionales insisten en que la realización de ese acto no está en duda y que, en todo caso, lo que está condicionada es la convocatoria: “Se invitará solamente a aquellos gobernadores que hayan apoyado la ley en la votación en general”, advirtieron en Balcarce 50.

En los últimos días, un grupo de gobernadores -”que se creen especiales y distintos a los otros”, según criticaron algunos funcionarios- solicitaron una reunión privada con el Presidente para terminar de negociar personalmente las cuestiones en conflicto, pero aún no hay una respuesta oficial a ese reclamo.