Lunes 17.06.2024
Actualizado hace 10min.

Confirmaron la muerte de un rehén argentino en el ataque de Hamas a Israel

Se trata de Lior Rudaeff tenía 61 años quien se había ido a vivir a Medio Oriente a los 7 años.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Embajada de Israel en Argentina anunció que el argentino Lior Rudaeff, de 61 años, del Kibutz Nir Yitzchak, fue asesinado el 7 de octubre y su cuerpo se encuentra retenido en la Franja de Gaza. Rudaeff es el rehén número 38 cuya muerte ya fue determinada de las 132 personas que se encuentran retenidos en Gaza.

Rudaeff estaba casado con Yaffa, con quien tuvo cuatro hijos (Noam, Nadav, Bar y Ben). Lior nació en Argentina y se mudó a Israel con su familia a los 7 años, instalándose en el kibutz Nir Yitzchak. Rudaeff trabajó en agricultura y como camionero, y se ofreció como médico y conductor de ambulancia de su comunidad.

Lior estaba a cargo de la seguridad del kibutz, donde vivía junto a su familia hasta el fatídico 7 de octubre. Fue capturado mientras cumplía con su tarea: proteger a su comunidad. “Es una situación realmente angustiante”, cuenta desde Argentina su primo Gustavo, en diálogo con Infobae apenas 10 días después del ataque.

“El sábado, cuando me levanté y vi las noticias, inmediatamente le mandé un mensaje de WhatsApp a mi primo para saber cómo estaba la situación en el kibutz. Pero el mensaje no llegaba a destino. Ahí fue cuando empecé a preocuparme”, relata Gustavo en la misma nota realizada por el periodista Guido Burdman.

El resto de la familia de Lior logró llegar a los refugios. Estuvieron allí durante 48 horas, hasta que fueron rescatados por miembros del Ejército israelí. Tras varios minutos de angustia, Gustavo pudo comunicarse con su prima, la hermana de Lior, que le confirmó las malas noticias: “Me dijo ‘estamos en silencio porque hay terroristas en la casa, no podemos hablar’”.

Lior tiene cuatro hijos. Dos de ellos, los más chicos, vivían con él en el kibutz. El menor de todos, Bensobrevivió a la masacre de la fiesta electrónica, donde los terroristas de Hamas asesinaron a 260 personas. Corrió más de 10 kilómetros para salvarse. Su hermano Bar fue llamado para prestar servicio en el Ejército como reservista.

“Rudaeff, un hombre generoso y de gran corazón para todos los que lo rodean, se ofreció como voluntario durante 40 años como conductor de ambulancia en Eshkol [cerca de la frontera con Gaza]- aseguraron en un comunicado del Foro de Familias Rehenes-. En todas partes, siempre fue el primero en ofrecerse como voluntario y ayudar a todos. Argentino de corazón, un ávido ciclista y admirador de Shlomo Artzi”.