Martes 25.06.2024
Actualizado hace 10min.

Hamas aceptó una propuesta de alto en fuego en Gaza presentada por Egipto y Qatar

Ahora se espera una respuesta oficial por parte del gobierno de Israel.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El grupo terrorista Hamas declaró este lunes 6 de mayo que informó a Qatar y Egipto de que acepta una propuesta presentada por estos países para un alto el fuego en la Franja de Gaza, devastada tras siete meses de guerra.

Ismail Haniyeh, jefe del buró político de Hamas, conversó por teléfono con el primer ministro catarí, Mohamed bin Abdulrahman Al Thani, y con el ministro egipcio de Inteligencia, Abas Kamel, y les informó de que Hamas aprobó su propuesta de acuerdo de alto el fuego” en Gaza, según un comunicado publicado en la página web del grupo terrorista.

La proposición de tregua en la Franja de Gaza aceptada por Hamas incluye tres fases, con el objetivo de un alto el fuego permanente, declaró el lunes un alto cargo del grupo terrorista a la cadena Al Jazeera.

El plan contempla tres frases, cada una de una duración de 42 días, e incluye una retirada israelí completa de la Franja de Gaza, el regreso de los desplazados y un canje de rehenes aún cautivos en el enclave por presos palestinos detenidos en Israel, con el objetivo de un “alto el fuego permanente”, declaró Jalil al-Hayya a la cadena catarí.

Por su parte, an alto cargo de Hamas indicó a AFP que “la pelota está en el tejado” de Israel, en referencia a si el Gobierno de Netanyahu aceptada la propuesta de alto el fuego.

La pelota está ahora en el tejado” de Israel, que puede elegir “entre aceptar el acuerdo de alto el fuego, o ponerle trabas”, declaró este responsable, que pidió no revelar su identidad.

Un alto cargo israelí indicó a la AFP que Israel estaba examinando la propuesta: “Hemos recibido la propuesta y estamos revisándola. No es el marco que habíamos convenido. La examinamos”, declaró el alto responsable, bajo anonimato, sin dar detalles sobre el documento.

Poco después del anuncio por parte del grupo terrorista, un funcionario israelí afirmó que la tregua que Hamas dijo haber aceptado era una versión “suavizada” de una propuesta egipcia que incluía conclusiones “de gran alcance” que Israel no puede aceptar.

Esto parece ser una artimaña destinada a hacer que Israel parezca el lado que se niega a un acuerdo”, dijo el funcionario israelí a Reuters, que habló bajo condición de anonimato.

Este lunes, el Ejército israelí ordenó a decenas de miles de palestinos en la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, que comenzaran a evacuar, lo que apuntaba a una invasión terrestre inminente.

El teniente coronel Nadav Shoshani, vocero del ejército, dijo que unas 100.000 personas estaban bajo orden de trasladarse a Muwasi, un área cercana declarada por Israel como zona humanitaria. Indicó que Israel preparaba una “operación de alcance limitado” y no aclaró si era el inicio de una invasión más amplia de la ciudad. Pero el pasado octubre, Israel no anunció oficialmente el inicio de una invasión terrestre que continúa hasta este lunes.

Sobre este punto, el portavoz del secretario general de la ONU advirtió este lunes que la “evacuación masiva” de una parte de la población de Rafah ordenada por Israel es algo “imposible” de realizar de forma “segura”. Ademá, aseguró que Naciones Unidas no estaba participando en “ninguna evacuación involuntaria”.

“Las órdenes de evacuación para el este de Rafah solamente van a aumentar el sufrimiento de los civiles. Les han ordenado desplazarse hasta al Mawasi, que ya está superpoblado y donde no hay seguridad ni servicios humanitarios básicos. Es imposible realizar una evacuación masiva de esta magnitud de forma segura”, declaró Stéphane Dujarric a la prensa.

El anuncio por parte de Israel llegó llegó al día siguiente de que terroristas de Hamas lanzaron un cohete desde la zona que mató a tres soldados.

Shoshani dijo que Israel había publicado un mapa de la zona de evacuación y que se habían transmitido las órdenes en panfletos arrojados desde el cielo, mensajes de texto y emisiones de radio.

El plan de Israel de invadir Rafah ha despertado la alarma global por el riesgo que plantea para más de un millón de civiles palestinos que se cobijan allí.

Unos 1,4 millones de palestinos —más de la mitad de la población de Gaza— están hacinados en la localidad y sus alrededores. La mayoría huyeron de sus casas en otros lugares del territorio para escapar de la ofensiva israelí y ahora enfrentan otro doloroso traslado o el riesgo de enfrentar el grueso de un nuevo ataque. “Viven en abarrotados campamentos de tiendas, refugios de Naciones Unidas sobrepasados y apartamentos llenos de gente, y dependen de la ayuda internacional para conseguir comida, con un sistema de saneamiento e instalaciones médicas muy dañados.”

Estados Unidos, el aliado más cercano de Israel, ha reiterado a Israel que no lance la invasión, afirmando que no tiene un plan creíble para proteger a los civiles.