Sabado 15.06.2024
Actualizado hace 10min.

Entre el miedo, reabre la peluquería en donde un colorista mató a su compañero

El dueño contó que el local reabrirá este sábado porque muchas familias dependen de esa fuente de ingreso.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Facundo Verdini, el dueño de la peluquería de Recoleta en donde el colorista Abel Guzmán mató de un disparo a su compañero de trabajo, Germán Medina, reabre este sábado sus puertas.

El local tiene custodia policial, pero el miedo continúa. Es que el asesino, que quedó grabado en las cámaras de seguridad del local, sigue prófugo y temen que vuelva. Es por esto que Verdini decidió que no estará trabajando los primeros días, luego de la reapertura.

Verdini, acompañado del abogado Alejandro Cipolla, aseguró que sigue agobiado por la idea de que Abel Guzmán aparezca por sorpresa en su peluquería e intente asesinarlo: “Todo el tiempo, de hecho, estoy pensando en eso”, confesó.

“Es una pesadilla lo que estoy viviendo. Todavía no me puedo recuperar, (Abel Guzmán) sigue prófugo y eso me tiene intranquilo, estoy todo el tiempo mirando a todos lados”, lamentó y aseveró que sus empleados se sienten igual, pero decidieron que van a continuar.

Al intentar hablar sobre esos minutos terroríficos solo atina a contestar: “Fue todo tan rápido que es shockeante. Cuando él saca el arma, más allá del disparo, ese es el momento que no me puedo sacar de la cabeza. Nadie le hizo nada tan grave como para que sacara un arma. Cuando me voy a dormir, me acuerdo de ese momento”.

También describió el instante antes del disparo. “Cuando él saca el arma, nos empieza a acomodar, nos empieza a decir, ‘vos, callate’. Yo me levanto, le digo ‘calmate’. Todos nos quedamos quietos porque, ¿si te sacan un arma qué haces? Le dice ‘no grités’ a la chica, nos dijo ‘vos te sentás acá, y vos acá'”, detalló.

El propietario, al día siguiente del hecho, descubrió que él también pudo haberse convertido en una víctima: “Cada vez que miro el video me doy cuenta de que me quiso gatillar, me vino a buscar”, reveló. Verdini no sabía que Guzmán solo escuchó pasos, pero no imaginó que estuvo tan cerca de la muerte.

Por otro lado, Cipolla aclaró que la peluquería del propietario recibirá a los clientes con normalidad. “Que se quede tranquila toda la gente, las peluquerías van a funcionar”, remarcó.

En cuanto al crimen, el letrado insistió en que pudo tratarse de una cuestión laboral, “puede ser una cuestión amorosa. todo va a estar bajo investigación, hay que descartar todo tipo de hipótesis” explicó. Además, señaló la urgencia de encontrar a Abel Guzmán, que sigue prófugo tres semanas después de haber cometido el crimen: “Se subestimó la causa, pensaron que se iba a entregar”, resaltó.

Además, confirmó que la causa sigue en secreto de sumario y por eso no sabe si Guzmán tenía permiso para portar un arma, pero por el video de seguridad pudo determinar que se trata de una “persona habilidosa o que tiene conocimientos plenos sobre cómo utilizarla”.

Cipolla también detalló que todavía no le han dado la participación como querellante: “La semana que viene, no nos van a impedir el acceso al expediente para poder ver y apoyar. La realidad es continuar investigando, la única intención es llevar a este monstruo ante la justicia y que muera en una cárcel, como merece”.