Martes 25.06.2024
Actualizado hace 10min.

En la madrugada de este jueves ladrones concretaron un golpe boquetero en un Super Vea de Capital

Ingresaron por el techo y la alarma se activó. La empresa dio aviso a la comisaría jurisdiccional, pero los efectivos fueron y como no vieron nada raro, se fueron. Robaron una gran suma de dinero.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En la madrugada de este jueves, una de las sucursales que tiene el supermercado en Capital fue blanco de un meticuloso robo a lo boquetero, precisaron en exclusivo fuentes policiales a un medio local.

¿Por qué meticuloso? porque los ladrones no fueron ningunos improvisados, ya que actuaron de manera precisa: abrieron un hueco en el techo, entraron al salón y se tomaron el trabajo de cubrir algunas cámaras de seguridad.

Como era de esperar, la alarma del supermercado se activó y desde la empresa encargada de monitorearla llamaron a la comisaría jurisdiccional. Y este tramo del golpe le dio una cuota de fortuna para los delincuentes: unos policías fueron en el patrullero a chequear la situación, pero como no vieron nada extraño regresaron a la dependencia.

En los primeros minutos de la mañana, los empleados descubrieron el atraco y el faltante de una importante suma de dinero, agregaron altas fuentes de la Policía.

Según pudo saber TLSDiario que los ladrones actuaron de madrugada en esa sucursal del Supermercado Vea ubicada en la esquina Noroeste de avenida Libertador y Mansilla, en Desamparados.

Eran entre las 2 y las 3 cuando la alarma del supermercado se activó. El aviso llegó a Mendoza, la provincia donde funciona la empresa de seguridad encargada de monitorear lo que sucede en cada sucursal, reveló un alto miembro de la Policía.

De allí avisaron a la casa central de la firma, situada en la esquina de Jujuy y 25 de Mayo, en Capital; y luego, el personal dio aviso a la Comisaría 4ta sobre la activación de la alarma, expresaron fuentes policiales.

Unos policías de esa seccional fueron a chequear lo que sucedía y revisaron el exterior del local, pero como no vieron nada raro, se marcharon, dijo otro miembro de la fuerza.

Por la mañana, los empleados llegaron y se encontraron con un desastre. Otro alto jefe de la Policía indicó que los ladrones, al parecer, contaban con datos de un entregador, ya que entraron por el techo tras realizar un hueco en las chapas, se descolgaron y taparon con unas bolsas un par de cámaras de seguridad.

Después fueron hasta una oficina donde había una caja fuerte y todo indica que usaron una amoladora para poder abrirla. Una vez lograda esa tarea, los delincuentes tomaron dinero en efectivo que había en esa caja.

¿Cuánto se llevaron? altas fuentes policiales indicaron que los boqueteros tomaron una suma que ronda los 230.000 pesos, según el arqueo provisorio que hicieron los encargados del supermercado. El ataque es investigado por la UFI de Delitos contra la Propiedad y la Comisaría 4ta.