Domingo 14.04.2024
Actualizado hace 10min.

"La inflación ya está en un dígito, pero la medición no lo refleja”, dijo el ministro de Economía Luis Caputo

El ministro de Economía planteó que “los precios quedaron totalmente desfasados en dólares”.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El ministro de Economía, Luis Caputo, se refirió al dato inflación de febrero publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) y aseguró que “ya está en un dígito, pero la medición no lo refleja”.

“Teniendo en cuenta la inflación de marzo, si le sacas el arrastre y lo que ha sido la recomposición de precios relativos como transporte y prepagas, ya estamos en un dígito”, expresó el titular del Palacio de Hacienda durante AmCham Summit 2024, el evento de negocios organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina.

El INDEC difundió esta tarde la inflación de febrero, que fue del 13,2% y acumuló 276,2% en los últimos 12 meses, lo que significó una desaceleración contra enero, que había registrado un alza del 20,6%.

En ese sentido, planteó: “El índice no refleja cabalmente lo que fue la baja en la inflación. Eso nos lo reconocían los productores como los supermercadistas. La mayoría remarcó su mercadería imaginando una situación de máximo estrés y no se dio. No solo no se dio, sino que se dio para el otro lado. Nunca nadie imagino el dólar bajando de $1300 a menos de $1000. Entonces, los precios quedaron totalmente desfasados en dólares y la forma de combatir esto es con las promociones”.

De todas formas, Caputo le marcó la cancha a los empresarios por la escalada de precios: “Hay mucho de batalla cultural en esto que estamos haciendo. Se cree que este lado se pueden corregir las cosas y no es así. La responsabilidad para cambiar el país es de los dos lados. No es una queja, es una realidad”.

“Entiendo perfectamente al productor que remarcó los precios pensando en el escenario que los economistas pronosticaban y la reacción natural de no querer bajarlos por las dudas. ‘Mejor hago una promoción’ dicen y es normal, pero tiene consecuencias porque después el INDEC no capta eso y dice que la inflación es tanto y cuando toca negociar las paritarias se toma un salario que no es. Ahí todo se distorsiona”, sostuvo.

Asimismo, enfatizó: “En el mientras tanto, hay precios que no pueden estar así. Hay una responsabilidad empresarial. ¿No están acostumbrados a bajar precios? No les estamos pidiendo una baja, sino que los precios reflejen en mayor o menor medida el valor al que venden. Si hay 2x1 o el 80% llevando la segunda unidad, es porque la primera unidad se puede vender a un precio razonable”.

En esa línea, el ministro habló sobre la apertura de importaciones de algunos productos de la canasta básica: “Tienen que dar un empujoncito para que las cadenas tengan un poder de negociación con los productores y les digan ‘si me vas a traer precios de lista más caros, llevatelos e importo’. Es una manera de forzar la competencia y proteger al consumidor. Creo que en este momento lo amerita”.

Por otro lado, destacó los “resultados positivos” de los primeros tres meses de gestión y remarcó que “el objetivo fundamental es torcer la historia de tantas décadas”. “Recién empezamos y los desafíos están, pero estamos en una situación mejor de la que recibimos y en un tiempo récord”, indicó.

También se refirió a la posibilidad de eliminar el cepo en el corto plazo: “Es importantísimo para poder despegar, pero no vamos a correr riesgos innecesarios. Vamos a hacer las cosas cuando tengamos certeza de que van a salir bien”.

“Estamos saneando el balance del Banco Central, solucionamos el problema fiscal, está bastante encaminada la deuda comercial, la inflación está bajando y la brecha está en niveles mínimos. Por eso muchos piensan que ya se podría sacar. Nosotros preferimos pisar sobre seguro, no nos manejamos con la variable ansiedad, lo tomamos con calma”, cerró.