Martes 16.04.2024
Actualizado hace 10min.

Tras la eliminación de subsidios al transporte en San Juan buscan actualizar tarifas

Luego del anuncio del Gobierno, las empresas de la provincia buscan actualizar tarifas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En la jornada de este jueves, se conoció la eliminación de subsidios para el transporte, destinados a las provincias del interior de la Argentina. Eso implica que San Juan no perciba más de $500 millones de pesos, que permitía resguardar los costos y, consecuentemente, los precios de las tarifas para los usuarios. Pues, estos últimos serían los destinatarios de los subsidios por intermedio del registro de la tarjeta SUBE y no los Estados provinciales, que distribuían el dinero a las empresas. 

La Secretaría de Transporte de la Nación, que conduce Franco Mogetta, emitió un comunicado en el que precisó que, "cumpliendo con uno de los objetivos trazados al inicio de la gestión, se ha decidido disminuir el subsidio a las empresas prestatarias (oferta) de Jurisdicción Nacional, para concentrar la ayuda a los usuarios que más lo necesitan de forma directa, canalizando dicha asistencia a través de SUBE". 

"Estas decisiones guardan coherencia con el Pacto Fiscal que Gobernadores Provinciales y Gobierno Nacional firmaron en 2017 y 2018, donde se comprometían a eliminar progresivamente los subsidios diferenciales en materia de transporte para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), como así también, establecía que las provincias definirían compensaciones tarifarias y/o subsidios al transporte público de pasajeros por automotor desarrollado en el ámbito de sus jurisdicciones", señalaron en el texto. 

Ante esto, las autoridades nacionales ratificaron la decisión y remarcaron que cada administración, "se tiene que hacer cargo de lo que le corresponde", por lo que las provincias deberán "determinar cuánto va a costar el boleto en sus jurisdicciones".

El impacto en San Juan

Con este panorama, en la provincia repercutió y advierten que la situación podría afectar de manera negativa. El titular de ATAP, Ricardo Salvá, expuso a un medio local que esto, "indudablemente encarecerá el transporte público, ese es el impacto".  

En esa línea, añadió que las tarifas "están absolutamente retrasadas". El último acuerdo tarifario de diciembre, que llevó el valor del transporte público a $200 en la primera sección, para los empresarios ya quedó atrás. "Después de eso el combustible aumentó el 50%, que es uno de los costos más altos que tiene el transporte público y, medianamente, en enero, con la reducción de servicio se pudo controlar", planteó. 

Pero, en febrero y marzo, con incrementos de servicios dado a la vuelta a las escuelas o universidades, temen porque no puedan prestarse los servicios como se venía haciendo.

"La tarifa ya estaba retrasada desde antes. Se está conversando el nuevo cuadro tarifario de marzo, porque así quedamos en diciembre. Pero a esto se le suma la medida nacional, que impacta negativamente en todo el transporte público del interior del país", manifestó.

"Esto es producto de la puja entre la presidencia de la Nación y los gobernadores, evidentemente, algo de eso hay", opinó. 

 

Hasta el momento, no hay un análisis de costo certero

Ante la pérdida de poco más de $500 millones de pesos en subsidios, los pasajes aumentarán en San Juan. Al ser consultado al respecto, Ricardo Salvá sostuvo que no se puede dar con precisión un porcentaje respecto a lo que les conviene aumentar.

"Tendríamos que tener finalizado el estudio de costo. Lo que pasa es que cada 15 días se modifica. Nosotros llevamos un estudio de costo, que no es inventado por nosotros, lo hizo el propio estado en la licitación, y lo analizamos. A veces, en medio de las negociaciones, ese estudio se modifica", explicó. 


Hasta el momento, las autoridades provinciales y ATAP no han mantenido reuniones para incrementar los precios de las tarifas, a poco menos de un mes de que comenzó a costar $200 la primera sección. 

"Hemos solicitado una reunión con la Secretaría de Tránsito y Transporte. Porque se prevén incrementos salariales cercanos al 80%. Entonces, más el aumento del combustible en lo que va del año le ha representado a las empresas algo más de $800 millones de pesos mensuales. De esa manera, no hay reglas para poder seguir funcionando", expuso Salvá.

Además, insistió, "recordar que las empresas no ponen el precio a los pasajes. El comercio puede ajustar precios y sigue funcionando, en el caso del transporte público no. Entonces, la actualización de costos tiene que ir de la mano con las tarifas", sentenció.