Martes 27.02.2024
Actualizado hace 10min.

Milei acusó a los organismos internacionales de "demonizar" al capitalismo

Durante su discurso en el Foro Económico Mundial, el Presidente hizo una férrea defensa del sistema económico y aseguró que el socialismo "ha sabido cooptar el sentido común de Occidente".

COMPARTÍ ESTA NOTA

Javier Milei acusó a los organismos internacionales de "demonizar" al capitalismo durante su intervención de este miércoles en el Foro Económico Mundial de Davos, un discurso en el que realizó un férrea defensa del libre mercado y aseguró que el socialismo "ha sabido cooptar el sentido común de Occidente".

El presidente argentino afirmó que el mundo occidental "está en peligro porque aquellos que supuestamente deben defender sus valores se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo y, en consecuencia, a la pobreza".

La única herramienta para "terminar con el hambre, la pobreza y la indigencia" en todo el mundo es "el capitalismo de libre empresa", sostuvo. Agregó que este sistema económico "es superior en términos productivos" y también "es virtuoso porque promueve la paz".

"¿Cómo puede ser entonces que desde la academia, los organismos internacionales, la política y la teoría económica se demonice a un sistema económico que no solo ha sacado de la pobreza más extrema al 90% de la población mundial, y lo hace cada vez más rápido, sino que además es justo y moralmente superior?", cuestionó.

Milei también criticó los "supuestos conflictos sociales" planteados por el socialismo, entre los que nombró al "feminismo radical" y la "agenda ambiental". "Lamentablemente, estas ideas nocivas han impregnado fuertemente en nuestra sociedad. Los neomarxistas han sabido cooptar el sentido común de Occidente", señaló.

Según el mandatario, esto se logró "gracias a la apropiación de los medios, la cultura, las universidades y sí, también, de los organismos internacionales. Este último caso es el más grave tal vez, porque se trata de instituciones que tienen enorme influencia en las decisiones políticas y económicas de los países que los integran", sostuvo.

"Por suerte, somos cada vez más los que nos atrevemos a levantar la voz porque vemos que, si no combatimos frontalmente estas ideas, el único destino posible es que cada vez vamos a tener más Estado, más regulación, más socialismo, más pobreza, menos libertad y, en consecuencia, peor nivel de vida", concluyó.