Martes 27.02.2024
Actualizado hace 10min.

Murió Mario "Lobo" Zagallo, el único tetracampeón mundial del fútbol con Brasil

La noticia fue confirmada a través de sus redes sociales. Ganó los mundiales de 1958, 1962 como futbolista, el de 1970 como entrenador y el de 1994 como asistente.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La leyenda brasileña y único tetracampeón mundial del fútbol, Mário Lobo Zagallo, murió este viernes a sus 92 años, según se confirmó en una nota publicada en su cuenta oficial de Instagram.

Murió Mário Lobo Zagallo, TETRACAMPEÓN del mundo con Brasil | TN


“Con enorme pesar, informamos el fallecimiento de nuestro eterno tetracampeón mundial Mário Jorge Lobo Zagallo”, reza el breve comunicado sobre el deceso del ídolo.

“Un padre dedicado, abuelo amoroso, suegro cariñoso, amigo fiel, profesional victorioso y un gran ser humano. Ídolo grande. Un patriota que nos deja un legado de grandes conquistas”, agregó la nota.

La causa de su fallecimiento no fue divulgada.

Zagallo, fue el único que particpó en cuatro de las cinco copas del Mundo obtenidas por Brasil -dos títulos como jugador y otros dos como entrenador y asistente técnico- había estado internado en agosto en Río de Janeiro por una infección urinaria.

Pero el ex atacante de la ‘Seleção’ ya había tenido otras dificultades de salud el último tiempo. Tras la muerte de Pelé en diciembre de 2022, estuvo hospitalizado durante casi dos semanas por una infección respiratoria.

Como extremo por izquierda, el “Viejo Lobo” formó parte de la selección brasileña que ganó las Copas del Mundo de 1958 y 1962, junto a ‘O Rei’ Pelé, las dos primeras alzadas por la ‘Canarinha’.

Además fue el entrenador de Brasil en el título de 1970, asistente del triunfo de la ‘Seleção’ en 1994 y técnico en 1998 cuando el ‘scratch’ perdió la final ante Francia.

Los únicos otros dos atletas en ganar el Mundial como futbolista y técnico han sido el alemán Franz Beckenbauer (1974 y 1990) y el francés Didier Deschamps (1998 y 2018).

Zagallofue una de las figuras más carismáticas y supersticiosas del fútbol brasileño y también era conocido por su cariño por el número 13 y el uso constante de la frase “Tendrás que aguantarme”, expresada en voz alta ante los críticos.