Lunes 04.03.2024
Actualizado hace 10min.

Dos participantes de Gran Hermano dieron su consentimiento para dormir juntos

En una semana cargada de tensiones, dos jugadores tomaron una decisión que cambia el juego en la casa

COMPARTÍ ESTA NOTA

A casi 20 días que se abrieran las puertas de la casa de Gran Hermano, los participantes terminaron con los amagues y otorgaron el primer consentimiento de esta edición para tener relaciones sexuales. En una semana marcada por las polémicas y las estrategias -el encontronazo entre Furia el Paisa, sanciones reglamentarias y una nueva placa de nominación- dos participantes terminaron con los rodeos y dieron un paso decisivo en la historia de amor que construyen puertas adentro.

Vale recordar que según las reglas del certamen, si dos participantes quieren tener relaciones sexuales, tienen que expresar su consentimiento de manera clara para conseguir la autorización de Gran Hermano. Y los encargados de romper el hielo en la edición 2023 no fueron otros que Alan y Denisse, algo que no sorprendió a sus compañeros ni a los televidentes. El de Chivilcoy y la de Trelew vienen coqueteando desde hace tiempo y esta semana se aceleraron los hechos.

El viernes, durante la emisión de La noche de los ex (Telefe) mostraron el paso a paso que dieron los participantes que derivó en el pedido formal al Big. Todo comenzó en una charla en la habitación, en la que Williams, el Paisa, hizo las veces de celestino. “¿Denisse, por qué estás enojada con mi amigo Alan?”, le preguntó a la rubia, que negó estar distanciada. “Andá a darle un besito de las buenas noches en el cachete”, sugirió Williams, pero la respuesta de Denisse sorprendió a todos: “Que le pida a otra beso, yo no”.

Alan quedó boquiabierto, mientras sus compañeros reaccionaban entre gritos y risas. Por lo que mostró la producción, el enojo de la de Chubut se originó en que el de Chivilcoy había dejado su perfume en la almohada de Sabrina. “Es una macumba para que empieces a pensar un poquito más en mí”, se escuchó a Alan en off. Tampoco le habría gustado a la rubia que su compañero la llamara “mi amor”.

Luego los participantes hablaron a solas en el living de la casa, y aunque no se pusieron de acuerdo en los motivos del enojo, ya parecía haber un mejor semblante entre ellos. Luego mostraron el tape en el que el conductor Santiago del Moro pasó lista por la casa preguntando “a quién le darían”. Cuando llegó su turno, Alan primero dudó, asegurando que “todas las chicas son muy lindas”, y luego se la jugó: “Denisse”. A su turno, la rubia eligió a Alan, lo que fue celebrado por los compañeros, salvo por Bautista, que con una mueca expresó toda su desazón.

El siguiente cuadro llegó de noche y con un juego de seducción en la oscuridad de una de las habitaciones. Hasta que Williams se acercó a la cama de su amigo, lo alzó en sus brazos y lo depositó en la de Denisse. En ese momento, sonó por los altoparlantes la voz de Gran Hermano con la advertencia de rigor. “Alan, Denisse, recuerden dar el consentimiento”. Otra vez, la reacción fue bulliciosa, y más aún cuando él levantó el pulgar y ella hizo el inequívoco gesto del “ok” y le dio un beso antes de acostarse juntos.

El consentimiento deben informarlo los participantes que deseen tener relaciones sexuales o bien puede requerirlo Gran Hermano al ver a dos participantes en una situación íntima. Esto fue lo que ocurrió en esta ocasión y algo similar había sucedido días atrás, con dos de los tres protagonistas de esta historia. Alan y Williams se acostaron para dormir la siesta juntos, y al ver que tapaban su cuerpo bajo las sábanas, el Big decidió intervenir: “Alan, Williams, por favor, recuerden dar el consentimiento. Muchas gracias”. La risa de ellos y de sus compañeros dejó en claro que se trataba de una broma. ¿Qué ocurrirá entre Alan y Denisse?