Lunes 04.03.2024
Actualizado hace 10min.

Se terminó la novela: ¿Que pasará con las elecciones en Boca?

La Cámara sacará un fallo entre martes y miércoles en el que se expedirá sobre la cautelar impuesta por la jueza Alejandra Abrevaya que suspendió los comicios.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El aire corre caliente en Brandsen 805. A pesar de que el foco se movió unos centímetros hacia la búsqueda del sucesor de Jorge Almirón -entre los que asoman Martín Palermo y Diego Martínez-, las elecciones presidenciales no dejan de ser un tema importante, quizás el más relevante, en el mundo Boca.

Los dardos entre el oficialismo, encabezado por la dupla Juan Román RiquelmeJorge Amor Ameal, y la oposición, representada por el tándem Andrés Ibarra - Mauricio Macri, se calmaron un poco en las últimas horas, pero todo indica que podrían volver a partir del comienzo de una semana clave para el desarrollo o la postergación de los comicios.

La última novedad sobre este asunto ocurrió el 7 de diciembre, cuando la lista Pasión + Gestión (la del exPresidente de la Nación) elevó un escrito a la Justicia en el que argumentaron por qué creen que la medida cautelar impuesta por la jueza Alejandra Abrevaya, a partir de una denuncia por presuntas irregularidades en el padrón electoral, está bien hecha.

¿Qué era lo que reclamaba la oposición? En concreto, que entre agosto y diciembre de 2021 ingresaron alrededor de 13 mil socios activos nuevos al club sin importar la antigüedad que mantenían los llamados adherentes. El agravante es que solo 65 se dieron de baja en ese período, lo que deja una proporción notoriamente desequilibrada. Como respuesta, el oficialismo había deslizado que durante la gestión de Daniel Angelici también hubo cerca de 51 mil que pasaron a condición de activo en este estilo.

A través de sus apoderados, el club presentó un pedido de recusación de Abrevaya porque pensaban que la mencionada resolución "no tenía sentido" y "vulneraba todas las disposiciones legales vigentes". Entonces, la causa volvió a ser sorteada y cayó en el Juzgado Civil número 64, cuya jueza subrogante era Analía Romero. Como ella era socia del club y no podía asegurar su completa imparcialidad, decidió excusarse, por lo que el caso pasó a Sebastián Font. Sin embargo, el Poder Judicial rechazó aquella recusación de Abrevaya, quien seguirá a cargo de la investigación en caso de que la Justicia le de la derecha entre martes y miércoles.

Los posibles escenarios de las elecciones en Boca

¿Qué es lo que sucederá entre esos dos días? La Cámara de Apelaciones en lo Civil deberá dictaminar si considera que la cautelar posee buenos argumentos o si la desestima. Tiene tiempo hasta el jueves a las 9:30 de la mañana para hacerlo, aunque antes tendrá que salir el fiscal del caso a dictaminar su parecer. Si bien su resolución no es vinculante, tiene relevancia en la causa. En este sentido, se estima que la decisión de la Fiscalía estaría el próximo lunes.

En el caso que la Cámara falle a favor de Boca, las elecciones se llevarían a cabo el 17 de diciembre, la última fecha disponible por el calendario para hacerlas (el 24 es Noche Buena y el 31 es la víspera del Año Nuevo). Obviamente, esas 13 mil personas apuntadas por la oposición tendrían el derecho de ejercer su voto, debido a que la Justicia consideraría que no hubo irregularidades en su inscripción.

Pero si la Justicia da lugar a la cautelar de Abrevaya, entonces los comicios no podrían realizarse en 2023 por una cuestión de tiempos. No habría días suficientes para revisar y "limpiar" el padrón electoral, como declaró el ingeniero Macri públicamente. Ante esta situación, el Xeneize debería esperar a que pase la feria judicial del mes de enero y acordar una nueva fecha en una reunión de Comisión Directiva, que por estatuto debe ser un mes después del cónclave. En este contexto, los socios recién podrían poner su sobre en las urnas en marzo del 2024.

Un tercer escenario que hoy parece muy lejano sería una conciliación entre los protagonistas de la disputa. El tandilense ya le dijo públicamente, y también en la fallida audiencia conciliatoria post-suspensión, que si sacaban a esas 13 mil personas del padrón, no había problema en votar lo antes posible. Sin embargo, desde el oficialismo propusieron que votaran en mesas aparte. Ambas propuestas fueron rechazadas por cada una de las partes. El panorama es incierto, pero esta semana podría encender una luz sobre el oscuro camino eleccionario de Brandsen 805.