Jueves 18.07.2024
Actualizado hace 10min.

Conmoción: un joven de 19 años falleció tras ser prendido fuego por su amigo en Villa Gesell

Ian Franco Gonzaléz, tenia 19 años y perdió la vida luego de agonixzar por cuatro días con el 95% de su cuerpo quemado.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Los habitantes de la ciudad balnearia de Villa Gesell quedaron conmocionados luego de conocerse la muerte de un joven de 19 años, quien falleció tras agonizar por cuatro días en un hospital con casi la totalidad de su cuerpo quemado. La víctima había sido rociada con nafta y prendido fuego por un conocido, quien se encuentra bajo sospecha de la policía.


El incidente tuvo lugar el 2 de noviembre, en un edificio que alberga un taller de reparación de vehículos, situado en la intersección de la avenida 15 y el Paseo 106 en la localidad bonaerense de Villa Gesell. En ese lugar estaban presentes IanFranco González, el joven de 19 años, junto a otro individuo, quien fue identificado como Elián Ciuffi, de 23 años.

Según la versión reconstruida por la policía involucrada en el caso, los dos jóvenes se encontraban en una zona al aire libre del taller cuando, por razones que están siendo investigadas, el hombre de 23 habría empapado a Ian con gasolina y luego le prendió fuego. Mientras que el agresor escapó con su motocicleta, el joven quedó tendido en la vía pública hasta que llegó una ambulancia para trasladarlo al Hospital de Esteban Echeverría, pero para ese entonces llegó con el 95% del cuerpo quemado.

Luego de agonizar por cuatro días en dicho establecimiento médico, el joven de19 años falleció a raíz de la gravedad de sus heridas. En paralelo, los agentes policiales lograron detener a su agresor, a quien le hallaron fósforos y un certificado de discapacidad por un cuadro de “psicosis no orgánica”.

 

Cómo sigue la causa del joven de 19 que murió tras ser prendido fuego

Tras el fallecimiento de la víctima, la causa quedó caratulada como “homicidio agravado” y pasó a manos del titular de la Unidad Funcional de Instrucción N° 4 de Pinamar, Juan Pablo Calderón. Dicho magistrado le solicitó al juez de Garantías David Mancinelli que el sospechoso del crimen quede formalmente detenido.

Según la declaración del agresor, afirmó que estaban visitando la casa de su abuela para buscar una bicicleta, que él se tropezó y sufrió una lesión en la pierna, mientras que a su amigo se le cayó un bidón de gasolina encima.

Además, explicó que el fuego se originó a raíz de una chispa producida por un cable. Y, por si fuera poco, juró que no tenía intenciones de escapar de la escena del crimen, sino que tenía intenciones de ayudar al joven de 19 años, a quien señaló como su amigo “de toda la vida”.