Jueves 18.04.2024
Actualizado hace 10min.

Duro testimonio de la mamá del argentino apuñalado en Bolivia: “Lo dejaron morir en la vereda del hospital”

Matías Rosales llegó con signos vitales al centro de salud pero le negaron atención médica, de acuerdo al testimonio de Carina, su madre.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Matías Rosales, un joven neuquino que viajaba por Latinoamérica con su pareja, fue asesinado de una puñalada en el pecho en la ciudad de Oruro, Bolivia, y su madre denuncia que hubo abandono de persona. En declaraciones radiales brindadas este jueves, la mujer aseguró que su hijo llegó al hospital con signos vitales, pero los médicos de turno no lo quisieron atender y murió en la vereda del centro de salud

“Matías había llegado a Oruro hace un día. Estaba tomando mate con su novia en la vereda cuando se acercó un colombiano a charlar un rato y se fue. Este hombre volvió nervioso a las 2 horas y lo invita a mi hijo a comprar a una despensa que estaba cerca”, comenzó relatando Carina, la madre de la víctima, en diálogo con Radio 7 de Neuquén.

“Matías volvió con una gaseosa abajo del brazo y se desmayó en la puerta del hotel, adelante de su novia, a quien le alcanzó a decir que había recibido una puñalada en el pecho”, indicó la mujer.

Carina comentó también que el chofer de la ambulancia lo discriminó diciendo que “por algo le había pasado” y que dijo algo similar a “estos argentinos que vienen acá a hacer quilombo”. “Nadie le hizo RCP, ni en la ambulancia ni en el hospital, lo dejaron en la vereda tirado y ahí se murió”, expresó la madre de la victima.

‘Ustedes argentinos saben que esto por algo le pasó', les decía el que conducía la ambulancia. El doctor le dijo que no lo iba a tocar porque ya estaba muerto, eso es discriminación, no le dieron asistencia a mi hijo, y lo abandonaron y por eso falleció”, sostuvo la mujer.

Además, la mujer afirmó que un médico y dos enfermeros le dijeron a Florencia —la novia de su hijo— que no iban a poder atenderlo, mientras que señaló que el presunto asesino está en libertad y que la fiscal que no les dio ninguna respuesta y que solo les preguntó “como habían conseguido su número”.

“Él tiene un hijo de 11 años al que todavía no le pudieron decir que mataron a su papá”, dijo Carina entre lágrimas.

Las imágenes captadas por un testigo del momento en el que Matías yacía tendido en la vereda del centro de salud muestran la desesperación de Florencia, su pareja, al no recibir ayuda de los profesionales. “Lo atacó un colombiano. Se nos sentó a hablar con nosotros hoy, nada más. No discutieron en ningún momento. Hagan algo por favor… Fueron a comprar una gaseosa porque ya teníamos que entrar al hotel donde estábamos, y volvió así”, contó la joven entre lágrimas, mientras sostenía a su novio, ante la consulta de un testigo.

“Más de 40 minutos para ir a buscarlo. Nos negaron un teléfono, nos trataron de drogadictos cuando no consumimos absolutamente nada. La gente nos negó un teléfono para llamar a emergencias, por ser extranjeros. Por eso nos negaron una atención. Nos dijeron que no había ambulancias disponibles, y cuando llegamos hay tres ambulancias estacionadas”, aseguró Florencia, visiblemente impactada por la muerte de Matías.

El cuerpo de Matías será sometido a la correspondiente autopsia en la morgue y la Embajada argentina ya está trabajando para ayudar a la familia del argentino, según contó su mamá al medio neuquino.

“Hoy en horas de la mañana y luego de tomar conocimiento de ello, el Cónsul General se comunicó con la Cancillería boliviana a fin de informar que habría nuevos datos que podrían indicar que Matías no habría sido asistido en tiempo y forma el momento del hecho. Por el momento resulta necesario ser cautos en este aspecto pues es necesario aguardar que se verifiquen diversos extremos en materia probatoria”, planteó el comunicado oficial del Consulado Argentino en La Paz al que accedió este medio.

“Sin prejuicio de ello, y en la eventualidad de corroborarse lo arriba expresado, se procederá a solicitar formalmente que se adopten todas las medidas conducentes a establecer la cadena de responsabilidades y obtener una respuesta formal por parte del Estado boliviano”, enfatizó el texto oficial.