Jueves 18.04.2024
Actualizado hace 10min.

UDAP, UDA Y AMET atentos a la escalada de la inflación

Se espera que la inflación dispare los sueldos estatales en este mes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En el Ejecutivo, como en los gremios docentes UDAP, UDA y AMET, están atentos a la escalada de la inflación.  De enero a julio, el acumulado está en 60,2 y se calcula que el INDEC revelará el miércoles un número superior al 10 por ciento en agosto. Así, todo indica que superará el 70% y, si la sumatoria queda a menos de cinco puntos del aumento salarial, que está en 76,1, se activará la cláusula de actualización automática. Por ejemplo, si la inflación llega al 72 por ciento, estará a 4,1 del incremento de haberes y se disparará el mecanismo para que los sueldos le ganen al nivel de precios. ¿De cuánto será la suba que se deberá poner en práctica? Según el acta paritaria, "se tomará el índice de variación porcentual del periodo referido", es decir, el valor que se publique este miércoles, que puede ser del 11 o 12 por ciento.

Eso no es lo único, ya que "se aplicará sobre los salarios del mes anterior", por lo que el incremento real será mayor debido a que se computará sobre las remuneraciones de agosto y no sobre las de febrero, como venía ocurriendo hasta ahora. Tamaño impacto llevó a que, tras cerrar un acuerdo paritario local, las partes dejaron de lado la cláusula que indicaba que la provincia iba a pagar 30 por ciento más sobre el salario mínimo docente garantizado que fije Nación, que el viernes quedó en 200 mil pesos para septiembre, 220 mil para octubre y 250 mil en diciembre.

La activación de una cláusula para recomponer el salario docente es casi un hecho y se debe a la devaluación que promovió el Gobierno nacional tras las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), lo que hizo que se dispararan los precios, con estimaciones de inflación que rondan el 11 al 13 por ciento en agosto.

Además de cerrar un acuerdo para que los sueldos de los trabajadores le ganen a la inflación, el Gobierno ratificó en paritaria de los maestros "su total garantía de cumplimiento de todos los puntos de la Paritaria Nacional Docente". Es decir, "cualquier convenio que implique una mejora en las condiciones para los docentes será implementada en la provincia". De esa manera, si no se disparase la cláusula de actualización, el Ejecutivo deberá garantizar, en octubre, un salario inicial para el maestro de grado, de jornada simple y sin antigüedad, de 220 mil pesos y de 250 mil en diciembre, en base a los montos de la paritaria nacional. Por otro lado, si se hubiese mantenido el salario mínimo docente provincial con un 30 por ciento más que la base nacional, el Ejecutivo debería desembolsar 260 mil pesos en septiembre, 286 mil pesos en octubre y 325 mil pesos en diciembre como haberes mínimos. Desde el Ministerio de Hacienda recordaron que ese parámetro se dejó de lado porque se definió una nueva remuneración.

El porcentaje de suba salarial, que se aplicará si la inflación acumulada a agosto queda a menos de cinco puntos del 76,1 por ciento, no sólo tendrá impacto en el valor índice, ya que los maestros lograron que también se tenga en cuenta para otros ítems del recibo. Es el caso de la asignación por "dedicación a la docencia", conocido como A56. Ese rubro quedó establecido en 34.500 pesos, pero con una actualización "en el mismo porcentaje que en el futuro se incremente el valor índice y de manera automática". Eso mismo ocurrirá para la asignación E66, valor remunerativo por antigüedad, que va de los 13.117 pesos para aquellos maestros sin años a 28.421 pesos para los que cuentan con 30 o más años.