Jueves 30.05.2024
Actualizado hace 10min.

Kinesiología en la tercera edad: el arte de mantenerse activo

El Licenciado Federico Arrieta nos brinda una explicación acerca de esta disciplina médica.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En esta nota, Dame Noticias tuvo el placer de charlar con Federico Arrieta, licenciado en Kinesiología, acerca del bienestar físico y la promoción de un estilo de vida activo y saludable, especialmente en adultos mayores. Desde la comprensión de cómo funcionan nuestros músculos y articulaciones hasta el papel crucial de los kinesiólogos en la recuperación de lesiones y la prevención de futuras afecciones.

– ¿Que función cumple el kinesiólogo cuando atiende a los adultos mayores?

– La función del kinesiólogo depende de la necesidad que tenga el adulto mayor, en muchas ocasiones no es solo de rehabilitación sino, también, de profilaxis o por una búsqueda de mejora en la movilidad o recuperación de funciones perdidas como por ejemplo la marcha, la reeducación del equilibro, la mejora de movilidad de miembros superiores e inferiores, etc. A veces, lo que se busca es mejorar las condiciones propias de la persona ya sea con terapia motora o con terapias especiales como por ejemplo la hidroterapia que es un tratamiento que utiliza el agua para tratar determinadas patologías.

–¿Cómo se trabaja con un paciente que no puede comprender una indicación?

– Esto dependerá del grado de discapacidad del paciente. Se debe trabajar mucho con la gestualidad, la repetición de tus propios gestos, utilizar movilidad pasiva para explicar el movimiento que debe realizar la persona. Siempre intentando llegar a esa persona de alguna manera. En casos de pacientes con demencia senil se intenta llegar a ellos mediante juegos que los motiven a realizar los ejercicios.

–¿Cómo motiva el kinesiólogo al paciente deprimido/cansado/dolorido?

– Una de las funciones del kinesiólogo también se presenta como un sostén psicológico buscando comprender las emociones del paciente y como las lesiones o discapacidades afectan su conciencia. Es un punto donde como kinesiólogo, se busca empatizar para poder generar una buena relación kinesiólogo-paciente. Esto puede afectar al éxito que tenga la rehabilitación.

–¿La gimnasia que haga el adulto mayor debe ser con supervisión del kinesiólogo?

– No necesariamente. Si es necesario que sean supervisados por personas que tengan conocimiento de ejercicios como las cargas progresivas, las formas, el tiempo. No se le debe dar la misma carga a un adulto mayor, ni los mismos ejercicios que se le pueden dar a un joven. No hay ningún ejercicio prohibido para los adultos mayores, pero se intenta que no sean demasiado intensos.

–¿El kinesiólogo que atiende al adulto mayor tiene que tener una preparación especial?

Para realizar terapias especiales como, por ejemplo, la hidroterapia o el drenaje linfático, si se necesita realizar cursos o posgrados dependiendo del tipo de terapia especial que quieras aplicar. Pero para lo que es la rehabilitación motora no es necesaria una capacitación extra.

–¿Qué diferencia hay entre un adulto mayor que realiza actividades físicas y uno que no?

La principal diferencia se presenta en la masa muscular. Cuando una persona de avanzada edad realiza ejercicios con regularidad llega a tener una mejor calidad y cantidad de masa muscular, lo que permitiría realizar ciertas funciones que no podría realizar si tuviese una vida sedentaria. Esta ultima puede desarrollar una condición llamada sarcopenia que es una perdida de masa muscular. Hay estudios que revelan que la cantidad de masa muscular que tenga una persona esta directamente ligada a la calidad de vida que va a tener esa persona, es decir, mientras menos masa muscular se tenga, menor será la calidad de vida. Se necesitará mas ayuda para realizar ciertas funciones en este punto.

–¿Cuánto tiempo de ejercicio es recomendable que realicen los adultos mayores para evitar daños?

– Lo recomendable es realizar actividad física tres veces por semana. Estas actividades pueden ser desde ir a caminar media hora, ir al gimnasio con un entrenador que le recomiende una rutina de ejercicios, también hay centros especializados en trabajo con adultos mayores y sino en su propia casa pueden realizar ejercicios sin supervisión como, por ejemplo, pararme y sentarme en una silla, subir y bajar un escalón, usar una banda elástica, hacer pesas con 1kg o 2kg. Sin embargo, cuando la persona tiene alguna discapacidad o disminución de su condición física debido a ciertas condiciones como patologías, debilidad, falta de fuerza, inseguridad, entre otras y está buscando recuperarla, en esos casos, si seria necesaria la supervisión.

El licenciado atiende de lunes a viernes en su consultorio ubicado en avenida Córdoba 557 este, de 9 a 11 horas y de 16 a 20 horas.