Miércoles 29.05.2024
Actualizado hace 10min.

Marayes: una minera británica empezó a buscar cobre

La exploración empezó hace pocos días y hay 50 personas trabajando en el lugar.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La búsqueda de los minerales de transición energética acelera en San Juan y algunas zonas que antes no estaban en los radares de las exploradoras están recibiendo especial atención. Este es el caso de Marayes, en el límite entre Valle Fértil y Caucete, donde desde el 1 de agosto hay una compañía de capitales británicos buscando cobre.

Son los primeros trabajos, que encaró la compañía Minerales Camino Real Argentina, quienes en abril adquirieron los derechos de exploración del área denominada Santo Domingo. Iván Devia, gerente de la empresa, explicó que en estas primeras semanas alcanzaron los 220 metros de perforación y que tienen planificados 2.000 en total en la primera etapa, todavía sin resultados de laboratorio.

Esto quiere decir que recién están empezando los trabajos, incluso cuentan solo con esto y algunas prospecciones que hicieron en lugar, porque todavía no avanzan con los estudios geofísicos. Pero, aun así, dijo Devia, llegaron a la zona con muy buenas perspectivas de encontrar cobre en el lugar.

Es que el área no es conocida en la actualidad como una zona de explotación minera, pero hasta hace algunas décadas sí lo era. A unos 10 kilómetros del lugar funcionaban las minas de Marayes, que prácticamente dieron origen al pueblo, que cerraron en los ’70.

Toda esta área comprobó hace más de 50 años riqueza en minerales metalíferos y hace poco fue noticia porque también empezó, hacia el este y cerca del límite con La Rioja, la búsqueda de litio por parte de inversores asiáticos. Devia aseguró que se basaron en estudios de hace varias décadas para decidirse por invertir en esta zona, la primera en la que trabajan en todo el país.

Carlos Astudillo, ministro de Minería de San Juan, visitó el área donde están trabajando y aseguró que es un área con mucho potencial. “Cumple con las condiciones de manual para tener cobre, de ahí a que esto se cumpla y que sea un yacimiento económicamente explotable, es otro paso”, explicó.

 

“Conocíamos de buenos resultados y si bien no teníamos todavía la geofísica, aunque sí algunos muestreos superficiales, se abrió la oportunidad de empezar a hacer nuestros con diamantina y tomamos la decisión de hacerlo”, explicó el gerente. Esto se relaciona otra ventaja que tendrá el trabajo en el lugar: no deben someterse a las difíciles condiciones de la cordillera y les permite trabajar también en invierno.