Jueves 28.09.2023
Actualizado hace 10min.

Una niña de 12 años habría sufrido una brutal paliza por parte de una compañera en la Escuela de Enología

Los padres de la nena dijeron que la escuela les pidió que mintieran en la exposición del seguro médico.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El presunto ataque a una niña de 12 años en la Escuela de Enología generó mucha preocupación. La madre de la víctima denunció a las autoridades por no cumplir con el protocolo correspondiente y también expusieron la situación ante los supervisores en el Ministerio de Educación. La joven golpeada afortunadamente no sufrió heridas graves. 

La madre de la damnificada comentó que su hija fue amenazada en horario de taller y que luego recibió varios golpes por parte de su agresora. Denunció que los directivos del ente educativo nunca la llamaron y que fueron los propios compañeros los que les advirtieron de la situación. 

"Recibir llamados manifestandome que mi hija estaba semi muerta, me llamó por teléfono uno de los compañeros. Me dijeron que había sido brutalmente golpeada y que estaba desmayada. A todo esto nunca recibimos un llamado del establecimiento", dijo la mujer. 

La mujer admitió que llegaron a la escuela y vio a su hija sentada en la dirección. "En ese momento viene la regente Carolina y le pregunto de por que no nos había llamado, ella nos dijo que nos habían informado que ya nos habían avisado", expresó. "Nos dijo que era mucho lío buscar en los registros y que priorizaron atender a la menor", agregó. 

Las autoridades le manifestaron a los padres de la víctima que se había caído en el patio y tenía heridas en las piernas, brazos y abdominales. Sin embargo, no llamaron a la ambulancia ni pusieron el ataque en la exposición del seguro médico. "Habían colocado que no había testigos, pero nos contaron que alrededor había algunos fomentando la pelea. Desde el establecimiento decían que mintieramos", destacó.

La madre de la víctima expresó que se tuvo que retirar del establecimiento porque no pudo hablar con los padres de la agresora por una medida impuesta por la psicóloga. "Me tuve que retirar y fuimos a la cuarta, donde me tomaron la denuncia y luego nos dirigimos al Cimyn", relató.

Por último, los padres de la damnificada se dirigieron hasta el Centro Cívico para hablar con los supervisores de las escuelas técnicas para obtener respuestas claras sobre lo acontecido. Además, especificaron que la niña agredida fue suspendida, en primera instancia, pero luego le sacaron la sanción. Sin embargo, la joven golpeada no quiere volver a clases por miedo.