Lunes 25.09.2023
Actualizado hace 10min.

Duro accidente entre un auto y un colectivo

El impactó se realizó en Capital y tuvo la particularidad de que los conductores eran amigos de toda la vida.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En la intersección de calles Salta y Maipú en Capital, se produjo un violento choque entre un colectivo de la Red Tulum y un auto. La colisión dejó al vehículo de menor porte con daños importantes. Al bajarse los conductores, los conductores de ambos rodados se reconocieron: eran amigos de toda la vida.

El siniestro vial ocurrió cerca de las 18 horas de este miércoles. Un auto marca Chevrolet Celta, era conducido por Nicolás Agüero, de 26 años, domiciliado en Santa Lucía, circulaba por calle Maipú, de este a oeste, y sin ver que por Salta, de sur a norte, transitaba un colectivo de la Red Tulum de la línea 403, el automovilista intentó cruzar la arteria y se produjo la fuerte colisión.

El auto que quiso atravesar calle Salta colisionó contra el colectivo que transportaba más de 15 pasajeros. Por la violencia del impacto, el auto salió expulsado y continuó trayecto hasta detener su marcha en la vereda este de Salta, donde impactó además contra una mora.

El conductor del auto sufrió lesiones como cortes en las manos y otras heridas superficiales en el cuero cabelludo. El habitáculo del auto quedó muy dañado y gracias a la ayuda de transeúntes, el conductor, que viajaba solo, pudo salir del su auto. Cabe mencionar que este vehículo quedó seriamente dañado, al punto de quizás no sirva más.

En cuanto al colectivo, varios pasajeros descendieron de la unidad, asustados y sorprendidos por el choque, sin sufrir lesiones de gravedad salvo algunos golpes en sus extremidades producto de la frenada brusca.

El conductor del colectivo dijo que por suerte todos los pasajeros viajaban sentados, por eso no sufrieron lesiones más graves. Tras verificar que sus pasajeros no presentaban heridas graves, de inmediato el chofer bajó de la unidad que guiaba y fue en ayuda del conductor del auto quien al verlo se sorprendió porque era su amigo, según relató Mariano Seguín, de 28 años.