Domingo 14.07.2024
Actualizado hace 10min.

River se quedó con un triunfazo ante Fluminense y respira en la Copa Libertadores

Si derrota a The Strongest como local en la próxima jornada, se clasificará a Octavos de Final del certamen continental.

COMPARTÍ ESTA NOTA

River se quedó con un triunfazo y respira en la Copa Libertadores: se impuso por 2-0 a Fluminense, con goles de Lucas Beltrán y Esequiel Barco, en el Monumental por la quinta fecha del Grupo D.

Con este resultado, si derrota a The Strongest en la última jornada, se clasificará a los Octavos de Final del certamen continental.

El Millonario, obligado a ganar, salió con todo desde el vestuario y rápido logró marcar. A los 3 minutos, tras una gran jugada colectiva, Pablo Solari quedó mano a mano y definió para abrir el marcador.

Sin embargo, desde el VAR advirtieron al árbitro Wilmar Roldán: revisaron la jugada por un off side del delantero (un pie adelantado) y finalmente anularon el gol.

El encuentro fue muy intenso y de ida y vuelta desde entonces. River puso contra las cuerdas a Fluminense y tuvo varias situaciones claras: un remate de Nacho Fernández, otro bombazo de Esequiel Barco en un tiro libre e incluso un cabezazo de Lucas Beltrán (que tapó Fábio y luego Nino salvó sobre la línea).

Más allá de eso, el conjunto carioca también avisó en un par de oportunidades: un disparo de larga distancia de André (que despejó Franco Armani), un disparo de Lima y también aproximaciones con Ganso y Jhon Arias.

Los de Nuñez consiguieron ponerse en ventaja en el inicio del segundo tiempo. A los 4 minutos, desde la banda derecha Pablo Solari envió un centro preciso que conectó Lucas Beltrán, quien anotó el 1-0 a favor del equipo de Martín Demichelis.

Desde entonces, Fluminense se despertó: avisó con un remate de Lima y luego con un cabezazo de Germán Cano que salvó Franco Armani. A su vez, el conjunto brasileño reclamó un penal: una mano de Leandro González Pirez (la tocó con el brazo cuando se tiró a barrer), aunque Roldán consideró que no hubo infracción y tampoco fue advertido desde el VAR.

A su vez, el equipo brasileño también estuvo cerca de empatarlo sobre el final: Franco Armani dio un rebote peligroso, pero Fluminense no pudo concretar la situación. El conjunto de Núñez sufría, pero logró sentenciar la historia en el último minuto: Barco encaró y André le cometió penal. El propio atacante lo cambió por gol y sentenció la victoria.