Miércoles 17.04.2024
Actualizado hace 10min.

La UTA volvió a anunciar un paro nacional de colectivos para el próximo martes

Es después del fracaso de la reunión paritaria de este mediodía y después de suspender una medida similar la semana pasada ante el dictado de conciliación obligatoria.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció un paro de colectivos en todo el país para el próximo martes 30 de mayo. Lo decidió después del resultado negativo de una reunión paritaria y días después de acatar una conciliación obligatoria para suspender una medida de fuerza similar.

Desde el sindicato, aseguraron que en la cita de este martes al mediodía en el Ministerio de Trabajo no se acordó "el aumento salarial", por lo que realizarán "medidas de fuerza gremial" desde las 0 horas del martes 30.

El llamado al paro de colectivos se lanzó pese a la continuación de las negociaciones. El sindicato que lidera Roberto Fernández condicionó el levantamiento de esas medidas de darse  la obtención del "incremento pedido para la próxima audiencia".

"Los salarios de los trabajadores requieren de un aumento salarial urgente", concluyeron desde el gremio.

Por su parte, la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA) aseguró que habrá una nueva cita, el lunes 29 de mayo. "De no mediar acuerdo, significará el inicio de medidas de fuerza de parte de la UTA a partir de las 00 horas del martes 30 de mayo de 2023", indicaron desde la cámara.

También cuestionaron al Ministerio de Transporte de la Nación, que no actualiza la base de precios para la estructura de costos del sector (usa valores de diciembre) y paga subsidios tarde, según indicaron la semana pasada. "Los operadores de transporte no están en condiciones de asumir un mayor costo que implica el justo reclamo gremial y sindical. No estamos en condiciones económicas y financieras, no fijamos tarifas ni subsidios", explicaron.

Además, la UTA advirtió que la protesta se hará tras el cumplimiento de los cinco días de tregua dictados por la conciliación obligatoria de la semana pasada, cuando el jueves al atardecer amagó con parar desde primera hora del viernes.

"La medida de fuerza es empujada por quienes tienen la responsabilidad de solucionar la grave crisis en la que están poniendo al transporte, por todos los efectos 'dañosos' que causan, afectando a los 10 millones de usuarios diarios del AMBA y 9 millones en el interior del país", indicó aquella vez el gremio que encabeza Fernández.