Lunes 24.06.2024
Actualizado hace 10min.

El caso del niño sanjuanino que está en riesgo por la falta de un medicamento

Se trata de un nene de 6 años que padece hipertensión arterial pulmonar. Pese a que ANMAT aprobó su aplicación en este caso, la droga no llega. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Hace casi un mes los padres de un pequeño sanjuanino de 6 años presentaron en la Justicia una medida cautelar para habilitar la entrega de un medicamento. El mismo se encuentra en fase experimental que podría mejorar la calidad del chico que padece hipertención arterial pulmonar (HAP)

Tuvieron un rechazo en primera instancia, pero la Cámara de Apelaciones de Mendoza les dio la razón y obligó a la ANMAT y a MSD a que "en plazo improrrogable de 5 días hábiles realicen los actos pertinentes tendientes a autorizar el acceso del menor al medicamento". Sin embargo, el tiempo pasó, la droga no llegó y la salud del nene empeoró considerablemente. 

"Nuestro hijo había empezado su primer grado, pero ahora lo tenemos con nosotros dependiendo de oxígeno las 24 horas y con tratamientos paliativos. La enfermedad avanza, estamos en una situación crítica y estamos desesperados", contó el padre del niño, Andrés Muñoz, en Radio Sarmiento. 

"Lamentablemente  tiene la parte derecha de su corazón muy deformada y estamos tratando de controlarlo con medicamentos, per  no podemos seguir haciendo esto mucho más", agregó Andrés. 

"El laboratorio apeló tratando de sortear la medida cautelar, pero no tenemos respuesta concreta y ahora está en manos de la Corte Suprema de Justicia", sumó. 

Los jueces mendocinos Alberto Pizarro y Gustavo Castiñeira de Dios y la sanjuanina Eliana Rattá coincidieron en que fue clave la participación de un Comité de Ética del Hospital Garraham, el que evaluó la pertinencia de la medicación y ponderó los riesgos que podría causar administrar un remedio que, por ahora, no está habilitado.

Un punto central que pidieron los padres, y que los camaristas no indicaron lo contrario, es que el remedio se entregue de manera gratuita.

El Sotatercept no sólo ha pasado la fase 1 para su comercialización (la prueba en humanos), sino que ya se encuentra en fase III, esto es, si se trata de un tratamiento seguro y si funciona bien comparado con otros tratamientos.

En ese marco, la empresa Merck ha anunciado recientemente resultados positivos de los respectivos ensayos en los que se evalúa la seguridad y la eficacia del tratamiento.

Incluso, en base a esos estudios es que la médica del Hospital Garraham propuso avanzar con la aplicación del remedio, lo que fue avalado por un comité de ética de la institución.

Un punto clave que también tuvieron en cuenta los jueces es que la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos ya aprobó el medicamento en ese país, por sus buenos resultados. Además, el menor, al ser diagnosticado con HAP, ya agotó todas las alternativas terapéuticas, de las que ha obtenido "una mala y escasa respuesta", refleja el fallo.