Viernes 22.09.2023
Actualizado hace 10min.

Bukele asegura que El Salvador registró 365 días sin homicidios: "es el país más seguro de Latinoamérica"

El presidente lo celebró en Twitter. Los números no tienen en cuenta los muertos por enfrentamientos entre maras y la Policía.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, afirmó en las últimas horas que su país registra 365 días sin homicidios, lo que "posiciona" como "el más seguro de Latinoamérica".

Bukele señaló este jueves en un mensaje en Twitter que el miércoles, 10 de mayo, cerró "con 0 homicidios a nivel nacional" y que con ese día "son 365 días sin homicidios". Se trata de un reporte en la pelea de su administración contra las pandillas que dominaban las calles del país centroamericano.

Durante años, El Salvador tuvo uno de los peores índices de homicidios de toda América Latina, con una tasa de casi el doble de países como México, Brasil o Colombia. Pero esa situación parece haber cambiado.

De todas formas, lo que no aclaró el Presidente es que en sus estadísticas, las autoridades de Seguridad no reportan como homicidios las muertes de supuestos pandilleros en "enfrentamientos" con la Policía y el Ejército.

El Salvador se encuentra en estado de excepción como medida para 'combatir' a las pandillas. La medida ya cumplió un año y se reportó hasta ahora la detención de más de 68.000 supuestos pandilleros o personas ligados a estas estructuras, también conocidas como maras.

Las autoridades atribuyen al régimen de excepción y al Plan Control Territorial la caída de los homicidios, que según las cuentas oficiales fueron 496 en 2022, un 57 % menos que en 2021.

El ministro salvadoreño de Seguridad, Gustavo Villatoro, aseguró recientemente en una entrevista con EFE que los cuerpos de Seguridad hacen un "trabajo responsable" en el contexto del régimen de excepción, que ya cumplió un año de vigencia en el país, "apegado al Estado de derecho" y "a las leyes".

No obstante, organizaciones humanitarias del país centroamericano registran hasta mediados de marzo al menos 5.082 "víctimas directas" de violaciones a derechos humanos, principalmente por detenciones arbitrarias, en el contexto del régimen de excepción.

Esos datos van de la mano con lo que dice el propio gobierno, que asegura que fueron más de 5.000 las personas sin conexión con las bandas que fueron encarceladas y finalmente puestas en libertad. También según el gobierno, al menos 90 personas murieron bajo custodia.