Miércoles 29.05.2024
Actualizado hace 10min.

Tras la aprobación de la ley de Alcohol Cero, San Juan no se adhiere

El Vicegobernador de la provincia, Gattoni, dijo que en San Juan no se adherirán a la norma por los efectos negativos. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de que la ley de Alcohol Cero haya sido aprobada en el Senado de la Nación, el Gobierno de San Juan decidió no adherirse a la norma. Es porque "puede afectar la actividad comercial local", según dijo ayer el vicegobernador Roberto Gattoni, con referencia a la industria del vino, que ya viene con serios problemas. Hay caída de los despachos en el país y en los envíos al exterior.

Tras no adherirse a esta norma, San Juan estableció que en las rutas provinciales se rija un limite autorizado de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre para poder manejar. Para los conductores de motocicletas tienen permitido contar con 0,2. En cuanto a los conductores profesionales, es decir de transporte de pasajeros, de menores y de carga, tienen una prohibición total de alcohol. De esta manera, el presidente de la Cámara de Diputados afirmó que esa cantidad de alcohol es una cuestión razonable no va a afectar a la actividad comercial del secto. 

En este panorama, solamente la medida nacional regiría para caminos como la Ruta 40 o la Avenida de Circunvalación, mientras que en el resto de las calles estaría vigente un límite diferente. En el caso de un accidente con un conductor en estado de ebriedad, la sanción dependería del lugar del siniestro y de la cantidad de alcohol en la sangre.

La norma fue impulsada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y el Sedronar y ya tenía media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación por amplia mayoría. Pero, para ser ley, hacía falta el paso por el Senado. En la votación, la iniciativa fue rechazada por los tres representantes sanjuaninos (Cristina López, Rubén Uñac y Roberto Basualdo).

En la provincia, las entidades vinculadas a la industria del vino también salieron a rechazar con fuerza la norma porque anticipan que habrá un perjuicio económico por la caída de las ventas de vino.

Quien salio a hablar fue Ruben Miadosqui, presidente de la Cámara Gastronómica y Hotelera de San Juan al mencionar que deberían participar en la reglamentación. Manifestó que la idea es planificar cómo implementarla para que la medida no afecte al sector. 

Desde la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), que integra el sanjuanino Gustavo Samper como vicepresidente, expresaron que "sostenemos la necesidad de una política pública integral, que esté acompañada de acciones que incluyan controles policiales viales eficientes y constantes; involucramiento del Estado en la formación de los conductores; campañas integrales y constantes de prevención y concientización, y la generación de leyes que apunten a la prevención" . Y mencionan en particular a los jóvenes, "que son quienes están involucrados en el mayor porcentaje de accidentes de tránsito".

Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros, sostuvo que "la solución no es cambiar las leyes, sino hacerlas cumplir". Y advirtió de los efectos negativos de la medida.

Desde la Mesa Vitícola, Pablo Martín sostuvo que "la medida va a perjudicar mucho al consumidor responsable, que es el que toma una copa o es muy medido para consumir. Pero los siniestros viales se dan, no por consumo de vino, sino por consumo de otras bebidas más fuertes".

La tolerancia cero ya rige en las provincias de Buenos Aires (desde enero de este año), Córdoba, Chaco, Jujuy, Chubut, Entre Ríos, La Rioja, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán. Ahora, el resto de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires deberán definir si adhieren a la norma nacional.

En el caso de San Juan no lo quieren hacer y hay decisión de avanzar en ese sentido.