Jueves 01.06.2023
Actualizado hace 10min.

Día Mundial del Parkinson: Falta de olfato y estreñimiento, algunas señales tempranas de la enfermedad

Es una patología que no solo afecta a aspectos motores, también compromete al sistema gastrointestinal, al urogenital, al sueño y la cognición.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente en el mundo, después del alzheimer, y en la mayoría de los pacientes los síntomas aparecen mucho antes que los indicios motores, conocidos principalmente por temblores, advirtieron los especialistas.

La falta de olfato, estreñimiento, alteraciones durante la etapa de sueño REM o sueño profundo y en el ánimo o depresión, como la aparición de dolor o trastornos cognitivos pueden indicar que el proceso de esta patología neurodegenerativa comienza en áreas profundas del cerebro y en el tronco cerebral, señaló Ricardo Maiola (M.N. 60.548), médico del Programa de Parkinson y Movimientos Anormales del Hospital de Clínicas.

El especialista señaló que los síntomas motores que hacen al diagnóstico de esta enfermedad son temblor (de reposo), oscilaciones rítmicas de las manos que son asimétricas; la lentitud del movimiento (bradicinesia) y articulatoria, la rigidez (resistencia a su movilización pasiva) y la inestabilidad postural.

Respecto a cuántas personas se encuentran afectadas por el mal de Parkinson, Maiola señaló que si bien no hay estadísticas oficiales, “es la segunda enfermedad neurodegenerativa después del alzheimer”.

“Después de los 60 años, aumenta la prevalencia, lo cual no quiere decir que los jóvenes no padezcan la enfermedad. Especialmente sucede en quienes tienen mutaciones genéticas”, señaló.

La alimentación es importante: “La patología también puede afectar el estado nutricional del paciente., Por eso, es necesario pensar una dieta con una distribución adecuada de proteínas de origen animal y aquellas de origen vegetal que contengan valores altos de proteína (para que no inhiban la absorción de levodopa)”, indicó por su parte Teresa Cóccaro, nutricionista (M.N. 5.705).

DIAGNOSTICAR EL MAL DE PARKINSON

El parkinson es una enfermedad de diagnóstico clínico, es decir, no hay ningún biomarcador o radiología que pueda certificar o descartar la enfermedad, sin embargo, existen estudios que permiten acercar o alejar la probabilidad del diagnóstico.

La evolución de la enfermedad es muy variable, no todos los pacientes tienen la misma velocidad en la progresión de los síntomas. Hoy existe una variedad de tratamientos para abordarla.

Según la OMS, la enfermedad de Parkinson afecta a 1 de cada 100 personas mayores de 60 años. Sin embargo, los especialistas confirman cada vez más casos en personas jóvenes, menores a 50 años.

OTROS SÍNTOMAS

Guy Schwartz, neurólogo de trastornos del movimiento y codirector del Centro de Trastornos del Movimiento y Parkinson en Stony Brook Medicine, aconseja que las personas deben consultar con un médico si experimentan una combinación de síntomas como:

  • Temblores en las manos, brazos, piernas, mandíbula o cabeza.
  • Rigidez de las extremidades o del tronco.
  • Lentitud de movimiento.
  • Deterioro del equilibrio o la coordinación.