Miércoles 17.04.2024
Actualizado hace 10min.

El patadón del Cuti Romero que dejó en el piso a Alexis Mac Allister: la reacción del mediocampista

Los campeones del mundo con Argentina se enfrentaron en la 30ª fecha de la Premier League y el defensor no le perdonó la vida a su compañero en la Selección

COMPARTÍ ESTA NOTA

El clima de armonía que respiró la selección argentina durante la mayor porción de la gestión de Lionel Scaloni seguramente fue fundamental para conquistar los tres títulos que alzó el equipo en estos últimos años. Sin embargo, durante los 90 minutos que duran los partidos no hay espacios para las amistades y así se lo hizo notar Cristian Romero a Alexis Mac Allister en un choque entre ambos por la 30ª fecha de la Premier League.

El mediocampista del Brighton & Hove Albion se escapaba por el carril izquierdo cuando el reloj se acercaba a la media hora del primer tiempo y su equipo caía 1-0 en el Tottenham Hotspur Stadium. Giró, cuidó con su cuerpo el balón y el danés Pierre-Emile Højbjerg pasó la línea de la pelota para defender. Atrás llegaba a toda velocidad el Cuti, que alcanzó a quitarle la posesión, pero en la acción se llevó puesto a su compañero campeón del mundo con una dura entrada en la parte trasera de la rodilla izquierda.

Mac Allister quedó tendido en el suelo durante varios segundos, mientras Romero continuaba parado siguiendo la salida de sus compañeros y mirando de costado la recuperación de su compatriota. Pareció pedir que tiraran la pelota afuera para que sea atendido, pero sin demasiado ímpetu. El árbitro Stuart Attwell, que no cobró foul, permitió que continúe la acción y una vez finalizada la posesión ya se visualizó a Alexis de pie, pero lanzando algunos insultos al aire.

No fue la única acción particular del defensor cordobés de 24 años en el juego. El coreano Son Heung-Min abrió el marcador para los Spurs con un remate bellísimo que se colgó en el ángulo del arquero Jason Steele. Mientras el asiático, uno de sus grandes amigos en el plantel, se dirigía a al costado para celebrar su tanto, Romero se quedó gritando el gol en la cara del inglés Lewis Dunk, que a los 34 minutos anotaría la igualdad para el Brighton.