Jueves 18.04.2024
Actualizado hace 10min.

Bancarios lograron una suba salarial del 32,5 % y una compensación extraordinaria

El gremio que conduce Sergio Palazzo firmó un 32,5% para el período enero-mayo y un pago extraordinario para compensar el Impuesto a las Ganancias.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Los empleados bancarios recibirán un aumento salarial del 32,5% para el período enero-mayo de 2023 y el pago extraordinario de una compensación por el Impuesto a las Ganancias. De esta forma, la Asociación Bancaria, que lidera Sergio Palazzo, acordó una paritaria fraccionada cerca de los parámetros sugeridos por el Ministerio de Economía, de un 30% por los primeros 6 meses.

Se trata de una señal de moderación sindical que causará alivio a Sergio Massa luego de que se confirmó que la inflación de febrero llegó al 6,6% y el acumulado interanual alcanzó al 102,5%, el máximo en los últimos 32 años. Otros sindicatos importantes, como la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), comenzaron sus paritarias con reclamos del 40% en dos acuerdos trimestrales del 20%.

El acuerdo, firmado esta tarde en el Ministerio de Trabajo, contempla que el incremento salarial, sobre la base de los sueldos de diciembre pasado, se pagará en cuatro tramos: a partir de enero, un 6%; desde febrero, un 7%; desde marzo, un 11% y desde mayo, un 8,4 por ciento.

El sindicato que lidera Palazzo estaba a punto de decidir una medida de fuerza si se mantenían las diferencias con las cámaras del sector sobre el aumento salarial y la compensación por Ganancias. Finalmente, este viernes se destrabaron las tratativas y pudo avanzarse hacia un acuerdo en el Ministerio de Trabajo, que incluye la revisión de las paritarias 2022 (se pactó un incremento salarial del 0,7% para alcanzar la pauta salarial total de 94,8%) y el incremento del 32,5% para enero-mayo.

La cartera laboral, encabezada por Kelly Olmos, informó que también se acordó el pago de un reconocimiento de gastos correspondientes al período 2020/2022 y de una gratificación extraordinaria de pago único e irrepetible, de carácter no remunerativo, como reconocimiento especial por “los esfuerzos realizados y los gastos adicionales ocasionados durante la pandemia”: se abonará un 50% en mayo y el 50% restante en septiembre próximo. Este último punto es la compensación por Ganancias que varía según las escalas salariales y oscilará entre 50.000 y 450.000 pesos (se aclaró, además, que esos montos estarán exentos del impuesto).

La Asociación Bancaria, en un comunicado, destacó que “de esta manera se disminuye considerablemente el impacto salarial del Impuesto a las Ganancias sobre el trabajador que paga este tributo” y afirmó que “el salario no es ganancia”, por lo que consideró que el acuerdo alcanzado esta tarde representa “un significativo alivio en los bancarios que pagan este injusto impuesto”.