Viernes 31.03.2023
Actualizado hace 10min.

En Mendoza, atraparon al principal sospechoso del crimen del anciano

 El sospechoso de un terrible crimen, en el que resultó asesinado un hombre de 80 años, ocurrido en Santa Lucía fue detenido ayer lunes en Mendoza.

COMPARTÍ ESTA NOTA

A menos de 24 horas de conocerse el crimen de Ramón Eduardo Molina, de 85 años, víctima de un robo en la casa en la que vivía en Santa Lucía, trascendieron datos sobre el presunto asesino. Se trata de José Luis Salinas, de 46 años, quien fue detenido ayer por la tarde, luego de escapar a Mendoza.

Salinas, con amplio prontuario delictivo, tiene domicilio en el barrio La Estancia en Chimbas. Y una de sus hermanas vive en el departamento Godoy Cruz, en Mendoza. Por eso, ayer a las 15:30, luego del hallazgo del cuerpo y al verse cercado por la Policía, decidió tomar un colectivo hacia la vecina provincia. Sin embargo, la fuga no duró demasiado. Ni bien arribó a la terminal mendocina fue atrapado.

El acusado tenía 23 años cuando se registró su primera causa penal, por un delito que cometió en Ullum, en febrero de 1999. Sólo 4 meses después, fue detenido por robo agravado, en Pocito. Más tarde, a finales de 2004, fue sometido a otro proceso penal, en este caso por robo y hurto. Cuatro años después fue detenido por otro robo. Mientras que, en 2009 cayó por robo agravado, esta vez en Mendoza.

Ahora se cree que el delincuente ingresó a la casa de Molina, ubicada al 6200 este de Ruta 20 en la localidad La Legua, y mató al hombre a golpes (según los informes preliminares). Al mismo tiempo se llevó su Renault Megane (luego hallado en Rivadavia), herramientas y dinero, pues había cobrado su jubilación y también unos $130.000 pertenecientes a dos alquileres que administraba.

Los pesquisas llegaron rápidamente a Salinas, debido a que al menos un testigo dijo que lo vio en el vehículo del anciano, abandonado luego en Rivadavia. Los pesquisas además pudieron determinar que él había vendido la rueda de auxilio, al igual que el celular de la víctima. También quedó expuesto porque hizo compras en locales de Rivadavia con una tarjeta que le sustrajo a Molina.

Fuente: Diario de Cuyo