Lunes 20.05.2024
Actualizado hace 10min.

La reacción de Patricia Bullrich tras el envío del Ejército a Rosario

El presidente Alberto Fernández anunció una serie de medidas que buscará ponerle fin a la ola de violencia que acecha a Rosario en medio de la guerra desatada entre bandas de narcotraficantes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

“Vamos a ponerle fin a la violencia criminal de sicarios mercaderes de la muerte”, aseguró Alberto Fernández en un mensaje grabado —que fue difundido en sus redes sociales— para anunciar el envío de más fuerzas federales a Rosario y de efectivos del Ejército para urbanizar barrios populares de esa ciudad santafesina.

El anuncio del Presidente se produce en medio de una escalada de violencia narco sin precedentes y mientras dirigentes de la oposición reclaman políticas de Estado más activas para frenar este delito.

“Me doy cuenta que sus fuerzas de seguridad son insuficientes para afrontar la solución del problema”, introdujo el jefe de Estado. Y precisó: “En primer término, he dispuesto el refuerzo de las Fuerzas Federales hasta alcanzar en esta etapa los 1400 efectivos disponibles para la ciudad de Rosario”.

Además, aseguró que se instalarán 600 cámaras de vigilancia con reconocimiento facial de “última generación” para detectar a los autores de los crímenes que se cometen a diario, perpetrados como “ajustes de cuentas” entre bandas y que muchas veces tienen como víctimas a vecinos, transeúntes o trabajadores inocentes.

En este contexto, Patricia Bullrich —presidenta del PRO y la primera dirigente de la oposición en reclamar al gobierno la presencia de las Fuerzas Armadas para combatir el narcotráfico— opinó al respecto a través de su cuenta oficial en Twitter. “Costó, pero reconocieron el problema”, indicó.

Alertada de la reciente medida que tomó el Jefe de Estado, Bullrich se mostró conforme con la decisión pero criticó que se haya tomado tarde, a raíz del asesinato de un nene de 12 años y la pueblada que protagonizaron ayer los vecinos contra un bunker narco.

“Costó, pero reconocieron el problema. Ahora, la solución no tiene que ser tibia. En Rosario se precisan fuerzas federales y el Ejército para impedir la libre circulación de narcos y sicarios”, tuiteó la presidenta del PRO. “No es prioridad construir casas sino ¡EVITAR QUE SIGAN MASACRANDO A LOS ROSARINOS!”, sentenció.

Semanas atrás, cuando visitó Rosario para posicionarse como candidata de Juntos por el Cambio a nivel nacional, la exministra de Seguridad del Gobierno de Mauricio Macri señaló: “Vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para que Rosario viva bajo la Constitución Nacional y no bajo la ley de ‘plata o plomo’, que es la ley narco”. “Vamos a hacer inteligencia y perseguir uno por uno a los sicarios”, aseguró en caso de llegar al sillón de Rivadavia.

Lanzada de lleno en la campaña y dispuesta a superar en las PASO a sus adversarios de la colación, Bullrich ya había adelantado algunas de sus “políticas de mano dura” para frenar el delito.

En una reciente entrevista con Radio Continental aseguró que, en caso de gobernar el país, cambiaría las leyes para que el Ejército “pueda acompañar” la lucha contra el narcotráfico y que “utilizaría las herramientas del Estado” para combatir a las organizaciones criminales que operan en Rosario.

“Es necesario desarmar este modelo de cuajo. Estoy absolutamente convencida de, si me toca gobernar el país, primero ir a Rosario con todas las fuerzas federales. También estamos pensando en cambiar las leyes para que el Ejército pueda acompañar, y de esa manera utilizar las herramientas del Estado para el combate de esas organizaciones, que además son de un nivel de violencia inusitada”, dijo Bullrich.

Para la exministra de Seguridad de la Nación, la inseguridad es reflejo de la pérdida de poder que sufrieron las Fuerzas Armadas en los últimos años. “Todo esto tiene que ver con una policía que está de brazos caídos. Cuando la policía siente que no tiene ningún tipo de ayuda del poder político, que si pasa algo, que si se tirotea va a terminar siendo el responsable, que no tiene quien entienda su lógica, va a terminar de esta manera”, aseguró.

“Es importante apoyar a aquellos que son los que están llevando adelante la lucha contra el delito todos los días. Lo mínimo que nosotros necesitamos es que la policía esté más dotada y tenga mejores armamentos que los delincuentes. Esto es la base”, explicó.