Lunes 20.03.2023
Actualizado hace 10min.

Mataron a una policía en Retiro: minutos antes, ella le había dado un vaso de agua a su asesino

Maribel Zalazar recibió dos disparos cuando quiso intervenir en una discusión entre un pasajero y un trabajador del subte. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Maribel Nélida Zalazar, una oficial de la Policía de la Ciudad, fue asesinada a tiros esta mañana mientras prestaba servicio en la estación Retiro de la línea C de subtes.

Fuentes policiales y testigos del hecho indicaron que la mujer fue atacada cuando quiso intervenir en una discusión entre el agresor y un trabajador de EMOVA -empresa concesionaria de la red de subtes-. Cuando la agente quiso calmar la situación, el hombre le quitó su arma reglamentaria y le disparó dos tiros, uno en el pecho y otro en el cuello. Llevaba colocado el chaleco antibalas.

Según reconstruyeron fuentes con acceso al expediente, la novia del detenido relató que el hombre se sentía mal, que se violentó cuando lo quisieron subir a una camilla para asistirlo y ahí fue cuando le quitó el arma a la policía, y desató la tragedia. Antes de ser baleada, ella le había alcanzado un vaso de agua a quien luego sería su homicida.

Zalazar, de 35 años, fue trasladada de urgencia en un helicóptero de la Policía Federal al Hospital Churruca, donde la asistieron en el shock room y la operaron para intentar salvarle la vida. Tenía lesiones graves en el tórax y en el cuello, además del pulmón izquierdo comprometido. Su cuerpo no resistió y a las 12:30 los médicos confirmaron su muerte.

“Nos encontramos con una oficial de la Policía de la Ciudad que presentaba dos impactos, procedimos a compensarla, hace un paro cardio respiratorio y la trasladamos en helicóptero al Hospital Churruca”, explicó Alberto Crescenti, titular del SAME, en diálogo con radio Rivadavia.

Otro operario del subte -asistente de productos y servicios de la estación- también fue herido en el hecho, pero se encuentra fuera de peligro, bajo observación en el Hospital Fernández, según informó la prestadora del servicio de transporte.

El tirador, Oscar Gustavo Valdez, de 29 años, fue detenido en su huida a la altura del Hotel Sheraton por personal de la Policía de la Ciudad y otro de la PFA. El sospechoso tiene ingresos a la comisaría por violencia de género (2021) y resistencia a la autoridad (2020), confirmaron fuentes con acceso al expediente.

El ministro de Seguridad de la Ciudad en uso de licencia, Marcelo D’Alessandro, lamentó la muerte de Zalazar y alertó que este tipo de hechos podrían ser evitados si el gobierno nacional habilita el ingreso al país de las pistolas Taser.

“El enfrentamiento podría haber sido controlado con una pistola Taser. Hace dos años compramos 60 unidades, pero el gobierno kirchnerista las bloqueó con el festival de excusas truchas que usan para defender delincuentes”, aseguró.

“¿Cuántas tragedias vamos a tener que lamentar por culpa de este capricho ridículo? ¿Hasta dónde va a llegar esta irresponsabilidad de querer cagarles la vida a los porteños porque no votan chorros? ¿Qué van a inventar ahora? Las armas no letales son una herramienta clave para cuidar a la gente, la mayoría de los países del mundo las usan. La mezquindad política no puede ser más importante que la vida de las personas”, completó.