Miércoles 29.03.2023
Actualizado hace 10min.

La madre de Fernando Báez Sosa dejó fuertes frases luego de la condena a los asesinos de su hijo

Graciela Sosa y su marido, Silvino, dieron una conferencia de prensa luego de la sentencia en contra de los rugbiers: “Estamos conformes y empieza una nueva etapa en nuestra vida”, sostuvo

COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de conocerse la condena a perpetua contra cinco de los ocho rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa, los padres del joven asesinado, Graciela Sosa y Silvino Báez, dieron una conferencia de prensa acompañados de su abogado durante todo el proceso, Fernando Burlando.

“Sonó fuerte cuando dijo perpetua, sentí una emoción al escuchar que me dio un poco de paz en mi corazón. Sé quiénes fueron los que asesinaron a mi hijo, un poco de calma, lo esperé tres años”, comenzó Graciela al ser consultada sobre el impacto emocional de la jornada.

Y agregó: “Estamos conformes y empieza una nueva etapa en nuestra vida, vamos a seguir luchando día a día para que quede firme la sentencia de estos asesinos. No es fácil ver cómo asesinan a tu hijo, a mí me costó muchísimo, no podía dormir de noche, siempre pensando en cómo mi hijo levantaba la mano implorando piedad para que no le dieran más patadas, cosa que no sucedió”.

Sobre los días venideros, la mujer expresó: “Culmina una etapa y se inicia una nueva que de a poco iremos viendo porque es realmente ahora que comenzaremos a hacer el duelo y tendremos que aprender a convivir con el dolor. Ahora por lo menos puedo sonreír un poco, no es fácil, pero tendremos que continuar con nuestras vidas”.

Además, se refirió a los ocho rugbiers condenados y sus sentimientos para con ellos tras la sentencia: “En mi mente lo que más mantengo es la forma en la que asesinaron a mi hijo. (Sobre el desmayo de Máximo Thomsen) Lo tomé como algo normal, me pareció que era algo actuado también, como madre. Tengo presente la imagen de cómo le daba la patada a mi hijo. No me conmovió para nada, disfrutaron al matar a mi hijo, llamándolo negro de mierda, que caducó, lo tengo muy presente en el corazón. Quizás algún día pueda perdonar, pero nunca lo voy a olvidar porque a mí me arrebataron a mi hijo. Su ausencia y nuestro dolor también son perpetuos”.

“Siempre trato de escuchar los audios de mi hijo para buscar un punto en el que sostenerme para seguir, porque siempre quise que su asesinato no quede impune. Hoy hemos conseguido algo importante, que es que cinco de ellos recibieran perpetua, el resto se verá después”, continuó Graciela.