Miércoles 21.02.2024
Actualizado hace 10min.

Investigan las cuentas que apoyan a los rugbiers

El fin de semana fueron incautados los celulares de Comelli y Cinalli por interacción con las cuentas de Instagram y Twitter.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Los celulares de los Enzo Comelli y Blas Cinalli, dos acusados del crimen de Fernando Báez Sosa, fueron incautados por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) para investigar si, desde esos aparatos, realizaron publicaciones en redes sociales. 

El secuestro se efectivizó luego de que, durante el fin de semana, se hiciera público una presunta interacción de los dos rugbiers con la cuenta de apoyo “Rugbiers.Zarate”, en la cual se publicaron mensajes como “basta de violencia” y “basta de odio” en Twitter e Instagram. Ambas cuentas se encuentran deshabilitadas de momento.

La campaña #YoApoyoALosRugbiers se mantiene desde el inicio del juicio y han difundido, por distintas vías, mensajes de solidaridad para con ellos y hasta realizaron pedidos de oración. 

"A todos como sociedad nos duele lo ocurrido. Fernando podría ser un nieto, hijo o amigo de cualquiera de nosotros… Pero, por otra parte, los ocho acusados también”, publicaron en esa cuenta que, en Instagram, tenía más de 3.300 seguidores. 

En Twitter, otra cuenta con el mismo nombre, con más de 5.000 seguidores, tenía en su descripción: “Basta de condena social. Basta de mentiras. Basta de violencia. Basta de odio”. 

“Hasta ahora no se pudo comprobar que los posteos hayan salido de esos celulares”, indicaron fuentes del SPB que secuestraron los celulares por uso indebido. A causa de la pandemia de COVID-19, los internos estaban autorizados al uso de celulares, pero no a estar en las redes sociales.