Miércoles 24.04.2024
Actualizado hace 10min.

La reacción de los padres de Fernando Báez Sosa tras la declaración de los familiares de los imputados

Silvino y Graciela remarcaron que su hijo es la única víctima en esta causa.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Silvino Báez y Graciela Sosa, padres de Fernando, asesinado a golpes el 18 de enero de 2020 frente al boliche Le Brique, evitaron opinar sobre la declaración de los padres de los imputados por el hecho, pero enviaron un fuerte mensaje"Sin palabras", dijeron. Al mismo tiempo, remarcaron que la única víctima en esta causa es su hijo.

"Le rompieron la cabeza. Se anotó para donar sus órganos y por los golpes que le dieron, no pudo ni donar sus órganos", describió Silvino.

La madre de Fernando, Graciela, sumó que a su hijo "lo asesinaron de la manera más cruel" y reiteró que sólo espera justicia.

Este 18 de enero se cumplen tres años del crimen de Fernando y sus padres convocaron una "oración interreligiosa" y a una "colecta solidaria" en el anfiteatro de la ciudad de Dolores, a las 19.

"Es un día de mucho dolor para nosotros y queremos convertir ese dolor en ayuda y que la gente venga a acompañarnos", dijo Graciela.

Contó, ante otra pregunta, que ninguno de los padres de los acusados se acercó a ellos y afirmó que prefiere que eso se mantenga de ese modo. "Preferimos estar bien lejos de ellos, su perdón no nos devuelve a nuestro hijo", subrayó.

"Acá la única victima se llama Fernando Báez Sosa. Decidió ir de viaje a pasar sus vacaciones y me lo devolvieron en un cajón bien cerrado. Lo rompieron todo, la cabeza, estaba puesto en una bandeja, todos sus órganos, de tantas patadas, de tantos golpes que le dieron...", concluyó Graciela, sin poder completar esa última frase.

"Observamos mucho egoísmo, el mismo que los hijos"

El abogado de la familia Báez Sosa, Fernando Burlando, cargó en duros términos contra los familiares de los imputados que declararon en estas dos últimas audiencias del juicio por el crimen del joven estudiante de abogacía.

"No fue un gran aporte. Le agrega un poco de color y acredita también mucho del egoísmo que hemos podido observar en la familia de los acusados. A veces, cuando ves a la familia, te das cuenta del por qué de algunas cosas de la descendencia", comenzó el letrado, una vez concluida la doceava jornada.

"El egoísmo, el egocentrismo, el pensar sólo en ellos, el no solidarizarse con una condolencia, habla por sí solo de qué clase de gente tenemos. Y a veces, cuando uno quiere buscar explicaciones respecto de algunas actitudes de los hijos, la presencia de los padres es un factor clave... El mismo egoísmo que los hijos", continuó.

En diálogo con la prensa, Burlando dijo no entender la declaración de los padres -testificaron todos menos los de Lucas Pertossi- y lanzó una contundente frase.

"No entiendo, vienen a contarnos los problemas que tienen hoy, y no escuché en ninguno de los relatos decir: 'Me está pasando esto porque hay una acusación muy grave contra mi hijo'. Lejos de eso, trataron de decirnos que no tenían trabajo que no tenían esto, que no tenían lo otro... Y realmente, comparativamente con lo que le pasó a esta familia, qué me importa".

Consultado sobre el cambio de semblante en los ocho imputados -Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano, Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)-, que se mostraron quebrados en las últimas audiencias, en las que, además, dos de ellos hablaron, afirmó: "Lloran porque saben lo que se les viene, no por Fernando, no porque mataron a un joven de la misma edad. Lloran porque todo eso que vivía Fernando, es lo que ellos no van a vivir de acá en más".