Viernes 27.01.2023
Actualizado hace 10min.

La novia de Fernando está bajo tratamiento psicológico y no pudo declarar en el juicio

A dos años del crimen del adolescente, Julieta Rossi se encuentra bajo seguimiento profesional. Su padre relató el duro día a día de la joven.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una decena de amigos de Fernando Báez Sosa, el adolescente asesinado frente a un boliche de la localidad balnearia de Villa Gesell en enero de 2020, que veraneaban junto a la víctima, darán testimonio este martes durante la segunda audiencia del juicio a los ocho rugbiers acusados del crimen.También estaba previsto que declarara Julieta Rossi, su novia, pero a último momento su presencia se descartó.

“Julieta no esta preparada para afrontar el juicio. Está entera pero no esta preparada para contar lo que vivió el dia del hecho”, explicó su papá, Alejandro Rossi, el primero en declarar esta mañana ante los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari. Y agregó: “Ella fue la última persona que salió del boliche”.

También se había referido a la difícil situación que atraviesa la joven con quien Fernando salió casi un año hasta el momento del homicidio, el abogado que representa a la familia de la víctina, Fernando Burlando. “Juli no va declarar porque no está en condiciones”, anticipó el letrado antes de ingresar a los Tribunales de Dolores, donde desde ayer se lleva a cabo del proceso.

El dolor de Julieta Rossi, la novia de Fernando Báez Sosa. (Foto: Twitter).

El dolor de Julieta Rossi, la novia de Fernando Báez Sosa. (Foto: Twitter).

Según confirmó una fuente judicial, Julieta se encuentra actualmente bajo tratamiento psicológico y con síntomas post traumáticos, por lo que la profesional que la asiste recomendó que no declarara como testigo en el juicio. No obstante, no descartan que pueda hacerlo más adelante.

Este lunes había sido el turno de declarar de Graciela Sosa, la madre de Fernando, quien se refirió con cariño a su exnuera. “Reconozco que cuando Fernando nos dijo que estaba de novio me puse celosa, pensé que iba a perderlo a mi hijo. Pero cuando conocimos a Julieta pasamos de ser una familia de tres a una familia de cuatro”, expresó.

La joven se encontraba dentro del boliche “Le Brique” la madrugada del 18 de enero de 2020, cuando él y sus amigos fueron expulsados del local por un presunto encontronazo con el grupo de rugbiers acusados y luego fueron atacados en la vereda de enfrente.

Fuente: TN