Martes 31.01.2023
Actualizado hace 10min.

Un hombre que pasó dos años preso fue liberado: estaba acusado de abusar de sus hijas

El sujeto consiguió recuperar la libertad por "falta de mérito". 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un caucetero de 26 años que estuvo preso por casi dos años por supuestos abusos sexuales contra una hija, un hijastro y una hijastra fue excarcelado luego de que un tribunal integrado por los jueces Silvina Rosso de Balanza, Maximiliano Blejman y Juan Bautista Bueno (Sala II de la Cámara Penal) le dictaran la falta de mérito.

El hombre estaba detenido desde el 28 de enero de 2021. Su pareja lo había denunciado en el Anivi por someter a sus hijos. Los hechos supuestamente habían ocurrido por más de un año en la casa donde convivían. 

La mujer dijo que se enteró de los abusos luego de una discusión entre sus hijos. La versión que dio es que los había mandado a limpiar sus habitaciones y que ante la negativa de las niñas, el varón las retó y les dijo que si no lo hacían le contaría a su madre lo que estaba pasando en la casa. Ella explicó que, ante eso, los sentó a hablar y que las nenas comenzaron a llorar mientras su hermano relataba las aberraciones que padecían.

La denunciante señaló que su hijo primero le suplicó que no le dijera nada a su padre (lo llamaba así a pesar de no serlo) porque si no lo hacía él continuaría haciéndole cosas a sus hermanas y mataría a ella y a él. El menor -según la denuncia- le contó que cuando ella se iba a comprar o a la casa de su amiga, el joven abusaba de sus hermanitas (de 6 y 4 años) mientras él veía las cosas que les hacía. Al acusado el 27 de julio de ese 2021 lo procesaron con prisión preventiva por las presuntas violaciones reiteradas contra su hijastra de 6 años y su hija de 4, por corromper sexualmente a la mayor de esas niñas y por exhibirse obscenamente ante su hijastro, de 8. Sin embargo, luego de casi dos años en el Servicio Penitenciario, el último miércoles recuperó la libertad luego de la apelación interpuesta por su abogado, Julián Gil.

Según fuentes judiciales, el tribunal consideró que no existen elementos suficientes para acreditar la responsabilidad del imputado. Para eso tuvo en cuenta, principalmente, el informe médico, que no reveló nada perjudicial para el sospechoso. Y, también, las conclusiones de las psicólogas que entrevistaron a los menores en Cámara Gesell, que advirtieron en ellos cierta timidez y limitación al hablar, pero no los indicadores típicos de las víctimas de abusos sexuales.