Jueves 09.02.2023
Actualizado hace 10min.

“Recién intentamos matar a Cristina”: CFK dice que Carrizo es el coautor del ataque

La Vicepresidenta pidió a la Justicia ampliar las indagatorias e incorporar la figura de asociación ilícita en la causa.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Cristina Kirchner pidió a la Justicia que se procese por asociación ilícita a los tres detenidos por su intento de asesinato: Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Gabriel Carrizo, quien hoy figura como un partícipe secundario en el caso. Fue por eso que en un escrito que la vicepresidenta difundió en sus redes sociales repasó mensajes detectados en el celular de Carrizo que constan en la causa desde fines de octubre y en donde allí escribió “Recién intentamos matar a Cristina”. Para CFK, el grupo no solo quería matar a la vicepresidenta sino “desestabilizar al Gobierno”.

“Recordá esta fecha”, “Esta hdp (sic) ya está muerta”, “No sabés que hicimos con esto”, “Generar miedo”, “Para que el gobierno sepa con quienes se están metiendo”, son algunos de los mensajes que hizo públicos la vicepresidenta. Incluso en la mañana del día después, el 2 de septiembre, Carrizo insistió: “Es un golpe que le dimos al gobierno” y “esto se va a poner peor”

Para la querella, los nuevos mensajes demuestran “el plan criminal que tenía un objetivo concreto: matar a Cristina ‘para obligar al señor presidente a que renuncie’”. Según decían, “si bajan a Cristina, bajan a la Cámpora, y con esto le damos un golpe terrible al gobierno”.

“Por ahora, está clara la participación de Carrizo, Uliarte y Sabag Montiel, pero resta averiguar la de más personas. Por una parte, están las personas a las que V.S. por ahora no ha querido investigar en lo más mínimo (Gerardo Milman) y aquella sobre las que solo ha realizado medidas insuficientes y tímidas (el referente de Nueva Derecha Hernán Carroll) -dijo la querella-. Por otra parte, están individuos directamente vinculados con Carrizo, Sabag Montiel y Uliarte cuya intervención V.S. consideró ‘descartada’”, como uno de los copitos.

Y en ese sentido afirmó que, además de un departamento en Recoleta, Sabag Montiel -el joven que le apuntó a la cabeza a la vicepresidenta- habría buscado trabajo en al provincia de Santa Cruz. “Es decir que el ejecutor del grupo quería ubicarse en lugares que lo colocaran cerca de la vicepresidenta o de su hijo. Estos elementos de convicción reflejan que la asociación ilícita tenía un funcionamiento bastante más aceitado y complejo del que se conoció hasta el momento”, afirmó.

El mensaje de CFK llega justo cuando mañana la Cámara Federal llevará adelante una audiencia para analizar otro de los planteos de la vicepresidenta: la recusación de la jueza María Eugenia Capuchetti, que lleva la causa desde el 1 de septiembre pasado. La ex jefa de Estado ya ha hecho públicas, también en sus redes, los cuestionamientos a la investigación de la magistrada, sobre todo desde que apareció la pista Casablanca, que apunta al diputado del PRO Gerardo Milman como autor de una frase dicha en el bar de Congreso 48 horas antes del ataque: “cuando esté muerta, yo voy a estar en la costa”.

Fuente: Infobae