Sabado 03.12.2022
Actualizado hace 10min.

Fernández: "Tengo la decisión de que ganemos las elecciones en 2023"

El presidente Alberto Fernández se refirió a las elecciones 2023, al mismo tiempo que se hizo eco de las críticas del diputado Máximo Kirchner en el cierre del Congreso del PJ en Mar del Plata, y utilizó una histórica cita de Perón: "Nos enseñó una vez que cuando un compañero habla mal de otro compañero deja de ser peronista".

COMPARTÍ ESTA NOTA

Si bien aclaró que no se trata de una respuesta al diputado del Frente de Todos y líder de La Cámpora, el mandatario realizó una llamado a la reflexión al interior de las fuerzas que componen la coalición para entender que "la adversidad" no está al interior del Gobierno.

Además, aseguró que lo "pueden acusar de cualquier cosa menos de hacer aventuras personales", en referencia a los dichos de hijo de la vicepresidenta.

"Perón una vez nos enseñó que cuando un compañero habla mal de un compañero deja de ser peronista. Respeto todas las opiniones, pero nadie hizo más por la unidad que yo, por eso me comprometo a garantizar que la derecha no vuelva a la Argentina. El Frente de Todos no es el frente de tres o cuatro dirigentes, es de todos los argentinos", afirmó en declaraciones a Futurock.

En la misma línea, destacó: "No le estoy respondiendo a Máximo, es un hombre respetable, acá nadie sobra. Todos hacemos falta, y por lo tanto toda opinión es valiosa y respetable. No quiero entrar en debate con ningún compañero porque estaría haciendo lo que crítico. Llamo a la reflexión, no está entre nosotros la adversidad, tenemos matices, distintas formas de ver las cosas, y todas son respetables".

Luego de que Máximo Kirchner asegurara que busca "una aventura personal" con sus ambiciones de ser reelecto, el mandatario indicó: "Es una mirada equivocada. Lo que siempre señalan es que nunca quise construir el albertismo, cosa que es cierto, porque no creo en los personalismos y somos parte de un proyecto. Lo que sé es que soy parte de un proyecto y a mí me pueden acusar de cualquier cosa menos de hacer aventuras personales".

Consultado sobre su relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner, admitió que consulta sobre temas puntuales y que no tiene reparos en comunicarse, aunque dejó entrever que el diálogo no está en su mayor momento de fluidez.

"Cuando necesito hablar con Cristina yo la llamo. No tengo ningún problema. No empecemos con el Cristinómetro, no tiene sentido", respondió.

En referencia a la posibilidad de poner en pie una mesa política de diálogo de las fuerzas que componen al Frente de Todos, pedido acuñado por el ministro de Economía, Sergio Massa, a la que suscribieron además distintos miembros de La Cámpora, Fernández sostuvo que se trata de "un metalenguaje que la gente común no comprende" y resaltó que todos los sectores son parte del Gobierno.

Por otro lado, reiteró su respaldo a las PASO, y evitó hablar de una posible reelección: "Tengo la decisión de que ganemos las elecciones en 2023 y estoy seguro de que es posible. Le pido a los compañeros que me ayuden a eso. Después discutiremos quién es el o la mejor candidata, y creo que la mejor forma de discutir es con la gente votando".

Además, reiteró: "Toda mi vida fui militante, nunca voy a ser obstáculo de nada. Acepté el desafío porque tal vez podía ser cierto esa mirada de CFK de ser el que mejor representaba la unidad y que podía hablar con todos".

En sintonía con lo expuesto por la exmandataria, quien aseguró que no se arrepiente de haberlo elegido candidato en 2019, el jefe de Estado afirmó: "No me arrepiento de nada. Cada uno puso de sí lo mejor".

"Puede haber habido diferencias, pero en los grandes temas que tienen que ver con pensar en los más necesitados, en cómo la Argentina se para frente al mundo. Creo que lo que tenemos que hacer es unir esfuerzos para que podamos como gobierno poder salir adelante", añadió.

El proyecto de ley de Renta Inesperada y la inflación: las preocupaciones de Alberto Fernández. El mandatario reveló que el Gobierno necesita resolver los números de la inflación y contó que trabaja en la materia con Massa, a quien elogió por su trabajo.

"Tengo mucha confianza en lo que hace de ver cómo podemos ir frenando esta inercia de los precios. Hay que ordenar las cuentas públicas, y la psicología inflacionaria y los abusos que muchos empresarios tienen", destacó sobre el titular del Palacio de Hacienda.

Además, añadió: "La inflación bajó, no sé cómo viene este mes, pero no quiero anticipar nada. Lo que creo es que tenemos que hacer un esfuerzo para ir bajando paulatinamente y los empresarios deben hacer el suyo. A los trabajadores es poco el esfuerzo que le tenemos que pedir porque perdieron 20 puntos bajo el gobierno de Macri, y 3 en la pandemia".

Asimismo, planteó la centralidad de que el Congreso trate el proyecto de ley de Renta Inesperada, presentado por Martín Guzmán, para que el Estado capte recursos para optimizar la distribución de la riqueza.

"Sigo esperando que el Congreso trate la ley, que vea si hay que modificarla, pero que lo trate porque como consecuencia del aumento de los alimentos y la energía en el mundo muchos han ganado por la crisis", planteó.

Por último, sostuvo que hubo "una Renta Inesperada y sobre eso el Estado debe captar recursos porque allí también se tendrán recursos para distribuir mejor".

"Demorarla no tiene sentido. Para hablar de redistribución del ingreso, primero hay que generarlo. Muchos se han visto inesperadamente beneficiados por la pandemia y la guerra. Esa mayor ganancia debe tributar al Estado. Es un caso de estricta justicia", concluyó.

Fuente: Telefe Noticias