Martes 06.12.2022
Actualizado hace 10min.

Gerard Piqué anunció repentinamente su retiro del fútbol: su palabra

El defensor, de 35 años, había quedado relegado de la rotación del primer equipo y se encuentra inmerso en un escándalo por su separación de Shakira.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Sorpresa en el mundo del fútbol: Gerard Piqué anunció su retiro mediante un video que publicó en sus redes sociales. Este sábado, cuando Barcelona reciba al Almería por la Liga de España, pisará por última vez un capo de juego como jugador profesional.

“Culés, soy Gerard. Hace semanas, meses, que mucha gente habla de mí. Hasta ahora no he dicho nada. pero ahora quiero ser yo quien hable de mí. Como muchos de ustedes soy del Barsa desde siempre, nací en una familia muy futbolera y muy culé. Desde muy pequeño no quería ser futbolista, quería ser jugador del Barsa. Ultimamente he pensado mucho en ese niño. En qué hubiera pensado aquel Gerard si le hubiera dicho que cumpliría todos sus sueños. Que llegaría al primer equipo del Barsa, que ganaría todos los títulos posibles, que sería campeón de Europa y del mundo... Que jugaría al lado de los mejores de la historia, que sería uno de los capitanes, que haría amigos por siempre. Hace veinticio años que entré al Barsa, me fui y volví”, prologó su discurso ante la cámara.

“El fútbol me lo ha dado todo, el Barsa me lo ha dado todo. Ustedes, culés, me lo han dado todo. Y ahora que los sueños de ese niño se han cumplido quiero decirles que he decidido que es el momento de cerrar este círculo. Siempre he dicho que después del Barsa no había ningún otro equipo y así será. Este sábado será mi último partido en el Camp Nou. Pasaré a ser un culé más, animaré al equipo y transmitiré mi amor por el Barsa a mis hijos. Tal y como mi familia hizo conmigo. Ya me conocen, tarde o temprano volveré. Nos vemos en el Camp Nou, visca el Barsa siempre”, completó su anuncio.

El zaguero atravesaba un año muy difícil desde lo personal y desde lo laboral. Empezando por su separación de Shakira, anunciada el 4 de junio, aunque los rumores de ruptura llevaban varios meses. El campeón del mundo con España en Sudáfrica 2010 quedó inmerso en un escándalo por las versiones de infidelidad, la irrupción de una nueva relación con Clara Chía Martí, empleada suya de la empresa Kosmos, y los cortocircuitos por la división de bienes y la custodia de los niños, Sasha y Milan.

A eso lo acompaña una temporada con poca o nula acción, algo que tanto el presidente Joan Laporta como el entrenador Xavi Hernández le habían anticipado antes del inicio de la preparación, con la llegada de refuerzos de renombre en su puesto, como Jules Koundé o Andreas Christensen. El ex Manchester United se rebeló entonces y advirtió que daría pelea, pero en los momentos en los que tuvo su oportunidad defeccionó, como en el grave error que cometió en uno de los goles del Inter en el empate 3-3 que contribuyó a la temprana eliminación del equipo en la Champions League.

Tanto Gerard, como Jordi Alba, como Sergio Busquets, vienen siendo apuntados por la dirigencia y parte del público, a pesar de la huella indeleble que dejaron en la institución. ¿La causa? Los onerosos contratos que firmaron en el epílogo de la gestión de Josep Bartomeu. En el caso de Piqué, la rúbrica en enero de 2018 lo convirtió en el central mejor pago de la historia con 142 millones de euros brutos para el lustro acordado (139.642.800 de dólares).

Si bien aceptó una rebaja en sus ingresos en pandemia, luego le puso un freno al segundo recorte. Y su vínculo, en medio de la crisis económica y financiera que atraviesa el Barsa (al punto que terminó marchándose Lionel Messi, el máximo ídolo), lo colocó en el ojo de la tormenta. También los audios filtrados con conversaciones con Luis Rubiales, presidente de la Real Federación de España, relacionados a algunas de sus acciones con Kosmos que evidenciaban un choque de intereses, aunque el defensor se aclaró de remarcar que no había “nada ilegal”.

Todas situaciones que lo corrieron del foco, de la enorme carrera que edificó en la era dorada del Barcelona, como un central de manejo exquisito, capaz de tomar la lanza y terminar las jugadas de alta factura como N° 9, con una versatilidad asombrosa. Al cabo, obtuvo 34 títulos a nivel clubes (30 en el blaugrana), una Euro y un Mundial. Nada mal para ese niño que soñaba con brillar en el conjunto culé y al que homenajeará el sábado en su último partido en la élite.

Fuente: Infobae