Sabado 03.12.2022
Actualizado hace 10min.

Cuándo podría jugarse el partido entre Gimnasia y Boca Juniors

Ante la clausura del estadio del Lobo, todo indica que el cotejo se disputará a puertas cerradas

COMPARTÍ ESTA NOTA

Sólo llegaron a disputarse 9 minutos del encuentro entre Gimnasia La Plata y Boca Juniors por la fecha 23 de la Liga Profesional: cuando la nube de gas lacrimógeno proveniente del accionar policial en las afueras del estadio del Bosque invadió el campo de juego, el árbitro Hernán Mastrángelo decretó su interrupción y 45 minutos después, la suspensión. Ante los graves incidentes, que terminaron con varios heridos y un muerto, el espectáculo futbolístico pasó totalmente a un segundo plano. No obstante, si bien todavía no hay una voz oficial que lo confirme, existe una fecha tentativa para la recuperación del tiempo restante de un cotejo clave en la definición del título.

Si bien en principio se especuló con que el compromiso podía disputarse este viernes a las 11 horas en estadio a designar, la hipótesis se fue diluyendo con el correr del tiempo y mientras los planteles permanecían en los vestuarios a resguardo y a la espera del micro (los del Xeneize), y de las noticias de sus familias que estaban en la platea (los de Gimnasia).

El que enterró las versiones fue Eduardo Aparicio, titular del Aprevide, máxime tras la confirmación de la muerte de César Regueiro, de 56 años, quien falleció de un paro cardíaco mientras era trasladado en una ambulancia al hospital San Martín. “No se juega”, subrayó.

En consecuencia, en los llamados febriles entre la AFA y en la Liga Profesional surgió otra fecha posible: el 19 de octubre. “Si ves el calendario, es el único hueco posible”, le indicaron a Infobae. El problema es que dicho miércoles (y el jueves 20) eran las jornadas prefijadas para las semifinales de la Copa Argentina. Y en una de ellas Boca es protagonista, dado que chocará ante Patronato. Por ende, primero deberán hablar con los organizadores para reubicar dicho cotejo y hacerle lugar al recientemente postergado por los incidentes.

Eso sí, el estadio Juan Carmelo Zerillo quedó clausurado y, dada la gravedad del caso, y ante la investigación que se abrirá para determinar si hubo una sobreventa de entradas que ofreció el chispazo para el caos, difícilmente esté disponible para esa fecha. Entonces, el choque, a puertas cerradas, también cambiará de escenario.

Es mentira lo de la sobreventa. Teníamos la posibilidad de vender entradas y lo hicimos, pero Gimnasia no sobrevendió. Contamos con la planilla con la cantidad de entradas para vender, las que sobraron y las que tenemos vendidas, que fueron 3.254 sobre el total de 4.300″, aseguró Gabriel Pellegrino, presidente del Lobo, ante las acusaciones de los organismos de Seguridad y de Sergio Berni, ministro de la cartera en la provincia de Buenos Aires.

“La capacidad del estadio la determina la policía, lo mismo el cierre de puertas. La responsabilidad es de la seguridad, sino ¿para qué está?”, devolvió el directivo. Lo concreto es que lo que debía ser una fiesta se convirtió en una pesadilla.

Fuente: Infobae