Martes 06.12.2022
Actualizado hace 10min.

Desplazaron al jefe de seguridad del partido Gimnasia- Boca

Sergio Berni confirmó que todos los responsables del hecho "van a ser echados de la Policía".

COMPARTÍ ESTA NOTA

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, afirmó este viernes que "van a ser echados de la Policía" los responsables del operativo de seguridad del partido de anoche entre Boca y Gimnasia y Esgrima en La Plata, que terminó con un muerto por un paro cardíaco y más de un centenar de heridos.

"Van a ser echados de la Policía", dijo Berni esta mañana en declaraciones televisivas y confirmó que el efectivo que disparó contra un camarógrafo de TyC Sports ya fue removido de la fuerza.

Consultado acerca de la posibilidad de dejar su cargo en el gabinete tras la represión policial ocurrida el jueves por la noche en el bosque de la capital bonaerense, el ministro expuso: "Mi renuncia está todos los días a disposición del gobernador (Axel Kicillof), pero acá hay responsables que tenían una función de llevar adelante el operativo que no ha sido bien resuelto".

En paralelo, el gobierno bonaerense que encabeza Axel Kicillof reconoció también este viernes que el operativo realizado anoche durante el partido "no fue capaz de brindar seguridad a quienes asistieron" e indicó que se ordenó apartar al jefe policial que estuvo a cargo.

"El Gobernador instruyó al Ministro de Seguridad para que el Jefe del Operativo sea inmediatamente apartado y para que se pongan todos los elementos a disposición del fiscal que está interviniendo. Vamos a respetar el accionar de la Justicia para que se determinen las responsabilidades de los hechos ocurridos y seremos estrictos con las sanciones de quienes no hayan cumplido su deber", señaló el comunicado difundido esta mañana.

 

Sergio Berni

No lo resolvieron bien

Berni recalcó que si bien es el ministro de Seguridad, "hay responsables que tenían la función de llevar adelante este operativo y no lo resolvieron bien. Yo no me considero responsable de lo que pasó. No estuve a cargo del operativo de seguridad. Para eso hay toda una cadena de mando".

En tanto, expresó que el jefe del operativo de seguridad, de apellido Corvalán, fue "quien firmó el acta con el club, dispuso el operativo y el responsable de algo que se resolvió de la peor forma" y consideró que lo ocurrido "es inexplicable".

Luego, el funcionario expuso que "por cada entrada que vendió la AFA, había 20 de cortesía", explicó que "el control de las entradas no la hace la policía, sino el mismo club que hizo la vista gorda" y apuntó que, en ese contexto, los espectadores que quedaron afuera "se enardecieron y querían entrar".

Berni dijo que en esa situación el jefe de la seguridad "resolvió de la peor manera una situación que la Policía obviamente no buscó y que estuvo generada por la falta de escrúpulos de quienes solo quieren hacer negocios con el fútbol".

Consultado por qué dijo anoche ante la prensa que el fallecimiento de un hombre de 57 años, identificado como Cesar Regueiro, se debió a un paro cardíaco, Berni respondió: "Me preguntaron de qué falleció el hombre y yo lo único que hice fue transmitir el parte que me dieron del hospital".

Dijo también que más allá de que no murió por una confrontación directa con la policía, su muerte "podría haberse evitado".

Finalmente, manifestó que se trabajó "toda la noche para tratar de entender qué pasó" y recalcó que "el fiscal empezará a investigar con todos los elementos que ellos tienen".

Un fallecido hincha de Gimnasia y Esgrima de 57 años por un paro cardíaco y más de un centenar de heridos fue el saldo de los incidentes que se registraron anoche al repeler la policía a miles de parciales del conjunto platense que pugnaban por ingresar al estadio Carmelo Zerillo con sus entradas en la mano cuando ya se habían cerrado las puertas de acceso para presenciar el encuentro ante Boca Juniors, suspendido por "falta de garantías" por el árbitro Hernán Mastrángelo.