Martes 06.12.2022
Actualizado hace 10min.

Seguridad puso en vigencia nuevos protocolos en el Servicio Penitenciario

Se trata de los protocolos de trabajo de requisa y vigilancia electrónica.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El secretario de Estado de Seguridad y Orden Público, Carlos Munisaga, junto al director del Servicio Penitenciario Provincial Adriel Fernández, pusieron en vigencia la aplicación de nuevos protocolos de requisa y vigilancia electrónica dentro de la institución centenaria. La mesa de autoridades estuvo conformada también por el juez Federal, Sergio Paduczak.

Estuvieron presentes también el subsecretario de Seguridad, Abel Hernández; el Jefe de Policía de San Juan, Crio. Gral. Luis Martínez; el director de Promoción y Protección de Derechos Humanos, Carlos Goya; el director de Modernización y Capacitación de la Seguridad Pública, David Martín; el subdirector del Servicio Penitenciario, Subprefecto, Darío Cuevas; integrantes de la Plana Mayor e invitados especiales.

Para el secretario de Seguridad, Carlos Munisaga, estos nuevos protocolos forman parte de un plan de cambios y modificaciones profundas “junto a la inversión que estamos haciendo y en el cuidado del personal, en como el servicio va rompiendo los muros pensando no solo en el adentro sino también en el afuera”.

Munisaga explicó que estos nuevos protocolos de actuación tienen en vista ese cambio de paradigma “no descuidar la seguridad, pero también trabajar pensando en las personas que forman parte de la comunidad, que no están alojadas allí”.

Estos cambios, señaló el Secretario de Seguridad, son los que dejan certezas y generan avances sin grandes inversiones de recursos “pusimos atención, vimos el problema y lo mejoramos, de la mano del Comité de Modernización, la dirección del Servicio Penitenciario y el Consejo de Planificación que avanzaron en este sentido”.

Sobre el protocolo de vigilancia electrónica, Munisaga, insistió en que “trabajan muchos actores para brindar seguridad, para cumplimiento efectivo de las decisiones judiciales, especificando el reparto de tareas claramente, que las comunicaciones estén bien establecidas y que la responsabilidad del Juzgado de Ejecución Penal en la comunicación de las medidas y de quienes las reciben en el Servicio Penitenciario se cumplan de ese modo, para poder proyectar e instruir de la mejor manera”.

Por su parte, juez Federal, Sergio Paduczak, recalcó la velocidad con la que San Juan ha proyectado estas nuevas ideas, plasmadas en estos protocolos “acá observamos una gran voluntad de todo el personal penitenciario de cambiar, de mejorar, de ser más profesionales de lo que son y así vemos los resultados”.

Y destacó la concreción de estos nuevos protocolos que sirven “y que deben ser conocidos por todos los actores para que sepan perfectamente cómo se desenvuelven en el día a día”.

Mientras que el director del Servicio Penitenciario, Adriel Fernández, explicó que “estos protocolos nos permiten poner por escrito el modo en el que trabajamos, dejando pautas claras de actuación”.

Por último, el Director de la institución expresó también que, dentro del Plan de Modernización de la provincia, y a través del Equipo de Gestión de Procesos y Normalización del Servicio Penitenciario se compilaron, ordenaron y normalizaron los procesos transversales inicialmente en áreas cuya actuación impacta en las personas privadas de la libertad, referentes judiciales y familiares de los internos alojados en la unidad carcelaria.

Sobre los nuevos protocolos

Se construyó un espacio donde es necesario explicitar los protocolos de actuación para el ordenamiento y la unificación de criterios ante determinadas situaciones, estableciendo pautas claras y modalidades para llevar a cabo el registro y la inspección de las personas privadas de libertad desde su ingreso a la unidad penitenciaria, logrando un procedimiento de requisa adecuado a lo establecido en la normativa vigente, respetando la dignidad de las personas como así también de las visitas, en el marco de los Derechos Humanos.

Asimismo, y para mitigar el impacto negativo del encierro y contribuir a su reinserción social, se implementan procedimientos de aplicación de Programas de personas bajo vigilancia electrónica, ingreso y salida del mencionado Programa y gestión de alertas de dispositivos de vigilancia electrónica; tendiendo a la mejora de las condiciones de vida de quienes cumplen medidas restrictivas de libertad a través de la incorporación de tecnologías en el procedimiento.

Finalmente, la implementación de estos protocolos permitirá fortalecer los vínculos que favorezcan al interno en su reinserción social sin afectar la seguridad del establecimiento penitenciario y la adecuada actuación de los agentes penitenciarios coadyuvando en este transitar.