Martes 04.10.2022
Actualizado hace 10min.

El féretro de la reina Isabel llega a la Abadía de Westminster para el último adiós

Tras el servicio, los restos de la monarca serán llevados a Winsor donde descansarán al lado de su esposo, Felipe.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Este lunes líderes, monarcas y miles de personas de todo el mundo se reunieron en Londres para despedir a la reina Isabel de Reino Unido en un gran funeral de Estado, marcando el fallecimiento de una querida figura que unificó a la nación durante su reinado de 70 años.

Poco antes de las 11:00 hora local el ataúd de roble, cubierto con la bandera Royal Standard con la Corona del Estado Imperial en la parte superior, emergió bajo un cielo nublado para ser llevado en procesión militar a la Abadía de Westminster. Su hijo y heredero, el rey Carlos, y otros miembros de la realeza de alto rango caminaban detrás mientras una campana tocaba al fondo, informó Télam.

Decenas de miles de personas alineadas en las calles observaron el sonido de las gaitas mientras el féretro transitaba las calles de Londres. Más temprano, cientos de personas armadas con trajes ceremoniales completos desfilaron en una exhibición histórica de faldas escocesas, sombreros de piel de oso, túnicas escarlata y bandas con guantes blancos.

La trascendencia de la monarca que más tiempo reinó el Reino Unido se evidencia en la lista de asistentes a unas exequias como no se veían en Londres desde la muerte, en 1965, de Winston Churchill, que lideró al país durante la Segunda Guerra Mundial.

Joe Biden y sus pares de Francia, Emmanuel Macron, y Brasil, Jair Bolsonaro, los monarcas de España, Suecia, Noruega, Luxemburgo, Mónaco, Bélgica u Holanda, o el emperador japonés Naruhito, están entre los invitados al funeral. El embajador argentino en el Reino UnidoJavier Figueroa, presentó sus respetos ante el féretro de Isabel II y expresó «las más sinceras condolencias» por su muerte en nombre del pueblo y el Gobierno de Argentina.

Funeral de Estado

Tras el servicio, el féretro de Isabel II recorrerá en un afuste tirado por marineros las calles de Londres hasta el arco de Wellington, en Hyde Park Corner, en un cortejo en el que se esperan 1 millón de personas. Desde allí saldrá en coche hasta el castillo de Windsor, a unos 30 kilómetros, donde tendrá lugar un nuevo servicio fúnebre, más familiar, y su entierro, ya en privado.

La Abadía de Westminster tiene capacidad para 2.200 personas. Por parte británica, estarán presentes la familia real, la primera ministra Liz Truss, antiguos primeros ministros y otras personalidades. También asistirán unas 200 personas condecoradas por la reina en junio de este año, entre las que se encuentra el personal sanitario que participó en la respuesta a la pandemia de coronavirus.