Miércoles 05.10.2022
Actualizado hace 10min.

Atención: La policía investiga a un sujeto que merodea por distintos barrios buscando niños

Una mujer denunció que su hermano de 7 años fue abordado por un sujeto que lo acercó a su auto y le prometió una pelota.

 
Imagen ilustrativa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer por la tarde, una familia de Rawson vivió momentos de temor luego de que un hombre se acercara sospechosamente a un nene de 7 años, lo apartara del grupo con el que se encontraba ofreciéndole una pelota y lo acercara a su auto. 

En ese momento, la hermana del menor pudo ver la situación y llamó al chico. El hombre se hizo el desentendido y se fue. De inmediato denunciaron el caso en la comisaría de la zona y comenzaron a dar a conocer la situación. Se enteraron de que el mismo vehículo ya había sido visto merodeando otros barrios en los que jugaban menores.

La mujer brindó el relato de lo sucedido a un medio local, en el que dijo lo siguiente:

“Todo sucedió entre las 18 y las 18:30 de ayer, en la plaza del barrio Licciardi. Mi hermano de 7 años juega ahí al fútbol y, como el profesor le dijo que no había más pelotas, él se salió de la canchita. Fue en ese momento que el tipo le empezó a hablar”, relató Érica Fernández, hermana del menor.

Y continuó: “El tipo lo llamó por el nombre y le dijo que se fuera con él. Le comentó que era tío de dos compañeritos de él de la escuela, incluso sabía los nombres de esos chicos también, y le prometió que le iba a dar una pelota. Después se lo llevó por atrás de la cancha, sin saber que yo vivo ahí. En ese momento, mi hermano de 11 años que vio lo que estaba pasando, vino y me dijo: ‘El B. -se reserva el nombre- está hablando con alguien'. Miré y me asusté muchísimo”.

Alertada por la situación, Érica empezó a gritar el nombre de su hermano menor y cuando el nene la miró, el hombre se cubrió aún más el rostro con la gorra que llevaba puesta. El niño corrió hacia su hermana y el hombre subió al auto.

“A la cara de él no la pude ver bien, pero sé que el auto es un Peugeot 206 blanco. Cuando yo le estaba preguntando a mi hermano qué había pasado, el tipo dio vuelta en el auto y volvió a pasar por el frente de mi casa. Cuando lo miré, me sonrió y subió la ventanilla, con vidrios polarizados”, comentó Érica.

Preocupado, sobre todo al notar a su hermanito muy asustado, Érica llamó a su madre y se acercaron a la Comisaría 6ta a denunciar el hecho.

“Además de ir a la Policía hemos dado aviso a todos lados. Me han dicho que ya habían visto a un tipo en un auto blanco que pasaba mirando a los niños. Y también nos dijeron que han visto a un hombre en ese vehículo merodeando el barrio Neuquén, justo atrás de la escuela José Hernández”, contó la mujer.

Para finalizar, afirmó: “Yo sentí tanta desesperación, mis hijos también estaban en la vereda. Por eso, y porque no sé qué podría haber pasado con mi hermano si yo no estaba ahí, es que queremos dar a conocer lo que pasó, para que todos estemos alerta”.