Sabado 24.09.2022
Actualizado hace 10min.

Fernández se reunió con Gustavo Petro para ahondar las relaciones bilaterales y la agenda regional

El encuentro sucedió antes de la asunción del futuro presidente de Colombia y abre una instancia diplomática inédita a partir de las coincidencias ideológicas entre ambos mandatarios

COMPARTÍ ESTA NOTA

Alberto Fernández y Gustavo Petro dialogaron por más de media hora sobre las relaciones bilaterales y la agenda global atravesada por la guerra de Rusia contra Ucrania, la post pandemia del COVID-19 y los efectos del Cambio Climático.

“Tengo esperanzas de una Colombia activa en la integración latinoamericana”, enfatizó Alberto Fernández al concluir la cita diplomática.

La reunión entre ambos mandatarios tuvo como escenario la Casa Privada del Palacio de San Carlos -residencia histórica de Simón Bolivar-, y participaron los cancilleres Santiago Cafiero y Alvaro Leyva Durán, un experimentado político conservador que protagonizó las negociaciones de paz con las FARC.

Petro asumirá en las próximas horas como presidente de Colombia y ha fijado una agenda doméstica que tiene un alto nivel de aprobación. Entre sus proyectos se encuentra la intención de cerrar un acuerdo de paz con los restos del Ejercito Ejército de Liberación Nacional (ELN) para después pasar a otra etapa institucional.

El jefe de Estado colombiano tuvo una larga experiencia en la guerrilla -perteneció al Movimiento 19 de abril-, y es la primera vez en la historia de este país que el gobierno será ejercido por un mandatario de izquierda.

“Hemos seguido con atención las propuestas y lineamientos de alcanzar una paz total, tanto durante la campaña electoral como luego del triunfo. Estamos decididos a continuar y reforzar el compromiso y apoyo argentino con la paz en Colombia”, afirmó Alberto Fernández cuando concluyó la bilateral

Y añadió antes de regresar al hotel JWMarriot: “Apoyamos la decisión de Petro de retomar el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y transmitimos la disposición de la Argentina para acompañar este proceso”.

Alberto Fernández y Santiago Cafiero antes de llegar a Bogota. El canciller acompañó al presidente durante la bilateral con Gustavo Petro

Alberto Fernández y Santiago Cafiero antes de llegar a Bogota. El canciller acompañó al presidente durante la bilateral con Gustavo Petro

Además de tratar las propuestas de paz con la guerrilla, Alberto Fernández y Petro analizaron las consecuencias económicas y sociales de la crisis global causada por la guerra en Ucrania, el Cambio Climático y los efectos colaterales de la post-pandemia del COVID-19.

El presidente argentino sostuvo en la Cumbre de las Américas y en la reunión del G7 que América Latina puede ser un jugador clave en la producción de alimentos destinados a los países que sufren un fuerte desabastecimiento por la contienda bélica en Europa. Ucrania no puede sacar sus granos por el bloqueo de Rusia y eso complica al mundo.

En ese contexto, Alberto Fernández planteó a Petro que Argentina, Colombia y la región pueden articular una estrategia comercial que implicaría una mejora económica en América Latina y un fortalecimiento su rol en el tablero internacional.

El mandatario colombiano compartió la perspectiva de su colega argentino. Y a continuación avanzaron sobre los efectos colaterales del Cambio Climático. Alberto Fernández y Petro ratificaron su voluntad de respetar el Acuerdo de París y profundizar una agenda común que sirva para preservar el medio ambiente.

Alberto Fernández y Gustavo Petro durante su reunión bilateral en Bogotá

Alberto Fernández y Gustavo Petro durante su reunión bilateral en Bogotá

Cuando Alberto Fernández llegó a la Casa Rosada, Donald Trump era presidente en Estados Unidos, Ivan Duque en Colombia y Sebastián Piñera en Chile. La Casa Blanca apoyaba al Grupo de Lima para terminar con la dictadura de Nicolás Maduro, y Evo Morales se exilaba en México por decisión de Andrés Manuel López Obrador.

El presidente argentino condenaba la tonalidad ideológica de esa agenda regional y se apoyaba en Cuba, Nicaragua, México y Venezuela para diseñar una diagonal diplomática que aplacara la influencia de Trump en América Latina.

No fue un hecho casual que Alberto Fernández dejara de participar del Grupo de Lima, cuestionara sin eufemismos al presidente republicano y descalificara a Juan Guaidó, el candidato de la oposición venezolana que aún enfrenta a Maduro.

La llegada de Petro al poder termina de invertir el cuadro geopolítico que encontró Alberto Fernández cuando asumió en diciembre de 2019.

El Presidente cree que puede articular una agenda regional con los nuevos jugadores -Gabriel Boric en Chile, Luis Arce en Bolivia y Petro en Colombia-, y que esa agenda permitiría a la región tener mas peso en el mercado internacional y en los organismos multilaterales.

Alberto Fernández invitó a Petro a la Argentina para continuar analizando estas circunstancias globales. El presidente de Colombia dijo que sí, y llegaría a Buenos Aires antes de fin de año.

Infobae