Jueves 11.08.2022
Actualizado hace 10min.

Sergio Massa llegó a la Casa Rosada en medio de insultos e incidentes

En un clima tenso, el “superministro” fue repudiado por varios manifestantes justo cuando ingresaba a la casa de gobierno.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Sergio Massa llegó pasadas las 17:10 horas de este miércoles a la Casa Rosada para hacer la jura a su nuevo puesto de “superministro”, que lo tendrá como líder de Economía, Producción y Agricultura.

En el trayecto que debió recorrer para llegar a la casa de Gobierno, Massa fue repudiado por algunos manifestantes, que lo insultaron y hasta llegaron a golpear el auto en donde se trasladaba.

La seguridad se vio sobrepasada, principalmente a medida que se acercaba el horario de arribo de él. Fue sorpresivo que no haya habido un operativo policial para liberar la zona. Incluso el vehículo debió desviarse para poder llegar a su destino.

En medio de varios insultos, los periodistas que seguían el auto, que por momentos quedó atascado por el tránsito, intentaron dialogar con Sergio Massa. En ese intento, abrieron la ventanilla del rodado, y fue cuando comenzaron los disturbios más fuertes.

Varios manifestantes empezaron a insultar al político, mientras que otros golpearon fuertemente la camioneta en donde se movilizaba. Uno de los custodios dentro del auto atinó a cerrar prontamente la ventanilla, y fue justo cuando se daban los golpes más fuertes hacia el auto.

Recién la policía pudo interceder cuando el auto estaba entrando a la explanada de la Rosada, intentando frenar los ataques contra quien será el nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura.

Un detalle a tener presente es que la caravana que lo transportaba, dos de los vehículos, por los incidentes, terminaron chocando entre sí. Pero afortunadamente no hubo que lamentar a ninguna víctima.

El horario de jura de Massa estaba previsto para las 17:00 horas, pero debido a estos inconvenientes, se vio retrasado varios minutos.

Entretanto, fuera de la Casa Rosada, continuaron los disturbios y los insultos de varios manifestantes, frente a la atenta mirada de la policía.

Fuente: Vía País